Llámanos gratis: 900 828 001

Legionella

Legionella: Ecología de la Bacteria

La Legionella vive en el agua

Legionella es una bacteria ambiental que vive en los ambientes acuáticos, cuyo nicho natural son las aguas superficiales: ríos, embalses, lagos, estanques, etc. Desde estos reservorios naturales la bacteria puede colonizar las redes de distribución de agua de las ciudades y, por tanto, llegar a todos los sistemas que utilicen agua en su funcionamiento.

Otros microorganismos, igualmente procedentes de los reservorios naturales, tales como amebas, algas, hongos y otras bacterias, coexisten junto a Legionella. La presencia de sedimentos, lodos, incrustaciones, restos de corrosión, etc, que se pueden generar en este tipo de sistemas, contribuyen al desarrollo de posibles nutrientes que favorecen la formación del biofilm o capa de microorganismos que se forma en las superficies en contacto con el agua.

 

La Legionella se desarrolla en el Biofilm o Biopelícula

El biofilm o biopelícula es el lugar idóneo donde Legionella encuentra el cobijo y sustento necesario donde poder desarrollarse. La formación de la biopelícula, junto a otro factor crítico, la temperatura del agua, ayudan a la multiplicación de Legionella. El crecimiento es factible entre 20ºC y 50ºC, aunque el rango óptimo se encuentra entre 35ºC y 46ºC aproximadamente.

 

Investigaciones a cerca de la Legionella

Las últimas investigaciones se están centrando principalmente en estudiar la capacidad que posee Legionella en colonizar protozoos (amebas) y los mecanismos que desarrolla la bacteria en su interior para replicarse genéticamente. Dicho mecanismo, junto a la presencia de biofilm en las instalaciones, confiere a la bacteria una elevada resistencia a la acción de los desinfectantes e incluso a los tratamientos por shock térmico, a la vez que convierte a estos protozoos, o a las vesículas que en su interior se generan, en pequeñas bombas de relojería llenas de bacterias, que pueden multiplicar la virulencia de la infección si llegan al ser humano.

 

La Legionella causa la Legionelosis

La  legionelosis comprende las infecciones causadas por microorganismos de la familia Legionellaceae que se manifiesta por dos síndromes clínicos: la enfermedad de los legionarios o legionelosis y la fiebre de Pontiac. La primera de ellas es una neumonía ocasionada por Legionella pneumophila y la segunda es una enfermedad no neumónica ocasionada por Legionella pneumophila y por otras especies de Legionella.

 

La Legionelosis es una enfermedad de declaración obligatoria

A través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, se informa a las distintas Consejerías de Sanidad y, finalmente, al Centro Nacional de Epidemiología de los casos detectados, puesto que la legionelosis es enfermedad de declaración obligatoria.  Cuando dos o más casos son detectados y además tienen un nexo común en espacio y tiempo, puede ser declarada la situación de brote.

Existen más de 40 especies de la familia Legionellaceae, con 64 serogrupos, siendo Legionella pneumophila, la responsable de cerca del 90% de los casos de brote, sobre todo el serogrupo 1.

 

Cómo se introduce la bacteria de la Legionella en humanos

La bacteria llega al cuerpo humano a través de la inhalación del aerosol contaminado, dado que el tamaño de la bacteria, de entre 1.5 y 5 micras, le permite difundirse a través de la atmósfera, en ocasiones desplazándose grandes distancias, en el seno de las microgotas que constityen el aerosol. La enfermedad impacta en mayor medida en personas de avanzada edad o con afecciones graves de carácter respiratorio.

 

¿Problemas de Legionella?

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.