Llámanos gratis: 900 828 001

El Casar instala trampas inteligentes de Anticimex para la captura de roedores

Notas de prensa 19-04-2017

El Ayuntamiento de El Casar ha confiado en Anticimex, compañía especializada en control de plagas, para modernizar el servicio de control de roedores en el término municipal.

El Casar se convierte así en el primer municipio en Castilla-La Mancha en apostar por una solución inteligente formada por dos trampas de captura que comienzan a funcionar esta misma semana.

Alfonso Millano, gerente de servicios de Anticimex en Guadalajara, subraya la apuesta de la compañía por “ofrecer soluciones nuevas y más inteligentes a todas aquellas ciudades y municipios que tengan entre sus prioridades reforzar y mejorar el control de plagas con servicios innovadores y respetuosas con el medio ambiente”.

En cuanto a la experiencia que se ha puesto en marcha en el municipio, el Concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de El Casar, César Jiménez, señala que “este consistorio ha trabajado siempre para garantizar la calidad de vida de nuestros vecinos y creemos que ahora contamos con la mejor solución, sin usar biocidas y con la última tecnología”.

Tras la incorporación de la empresa familiar Guadapinsa al grupo Anticimex en España el pasado año 2016, El Casar se beneficiará de los servicios Anticimex SMART que la multinacional sueca ha desarrollado durante los últimos años, concretamente en el uso de trampas inteligentes para el control de roedores. Con la incorporación de Guadapinsa, Anticimex cuenta ahora con una delegación propia en Guadalajara que se suma a las 20 restantes en el territorio para ofrecer un servicio de proximidad a sus clientes, tanto en control de plagas como en servicios de higiene ambiental.

 

Un servicio respetuoso y tecnológico 

Con este servicio se prevé capturar y eliminar los roedores que habitan en la red del alcantarillado del municipio donde se ha instalado el sistema. El servicio Anticimex SMART Rodent Control no utiliza productos contaminantes ni biocidas en el suelo o el subsuelo, evitando así la contaminación de las aguas sanitarias.

La trampa, denomina como SMART Trap, actúa mediante sensores de movimiento y temperatura para detectar al roedor. En ese momento se activa un mecanismo formado por varas que impacta con la rata causándole la muerte inmediata y con el mínimo sufrimiento del animal. Acto seguido el sistema retrae las varas y vuelve a estar activo inmediatamente.

Además, el funcionamiento on-line permite realizar el seguimiento a tiempo real del número de roedores eliminados, lo que se traduce en un servicio más eficiente por loque se reduce el número de desplazamientos de los técnicos y las emisiones de CO2.

 

Publicado: 19-04-2017

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.