Llámanos gratis: 900 828 001

Las plagas de chinches en hoteles ha crecido un 54% en el último año

Notas de prensa 26-07-2018

La presencia de plagas perjudica gravemente la reputación del negocio hotelero y el problema se agrava debido a la facilidad de los huéspedes para compartir información en redes sociales. La prevención resulta clave para combatir el problema y evitar la aparición de plagas, propensas a expandirse rápidamente.

Las empresas hoteleras son unas de las más vulnerables frente al ataque de plagas. Las redes sociales han hecho que un solo incidente aislado ponga en peligro la reputación de toda la cadena. Teniendo en cuenta que el 80% de los viajeros consulta un mínimo de 5 opiniones antes de formalizar una reserva, un episodio de plagas compartida en Internet genera un daño reputacional incalculable a la marca que puede afectar seriamente al negocio. 

Anticimex, empresa especialista en control de plagas, ha elaborado el primer Estudio sobre las principales plagas que afectan al sector hotelero y sus medidas preventivas. La compañía, que cuenta con más de 20 años de experiencia en el control de plagas en el canal HORECA, mantiene una cartera de clientes que alcanza al 90% de las principales cadenas hoteleras de España. Durante el último año, Anticimex ha registrado un crecimiento en la demanda de servicios de control de chinches para hoteles del 54%.

 

Chinches de cama: la reina de las plagas en el sector hotelero

Los casos de infestación por chinches de cama son cada vez más frecuentes en el sector hotelero. De hecho, según datos de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA), la plaga de chinches de cama ha aumentado en el último lustro un 95%.

Anticimex identifica dos causas principales que responden a esta propagación. Por un lado, el aumento de viajes internacionales que ha permitido que se transporte material infestado de un lugar a otro. Por el otro, la resistencia que las chinches han desarrollado a un gran número de insecticidas.

Con independencia de su categoría, cualquier hotel puede padecer una plaga de chinches. Su presencia no está ligada al orden o la higiene. Lo más habitual es que aparezcan al transportar algún objeto infectado puesto que tienen una gran capacidad para esconderse y pasar desapercibidas en maletas, equipaje, bolsos e incluso ropa.

El 20% de las habitaciones adyacentes a la habitación infestada y el 6% de las que se encuentran arriba y abajo también están infestadas. Por este motivo, al detectar actividad de chinches en una habitación es importante que un experto en control de plagas inspeccione la habitación y las estancias adyacentes puesto que, por ejemplo, las chinches pueden moverse fácilmente de un espacio a otro a través de pequeños orificios como puede ser el cableado eléctrico.

Estos insectos, cuya actividad es básicamente nocturna, se alimentan de sangre, motivo por el que pican a los huéspedes, aunque su mordedura causa reacción tan solo a un 30% de las personas, algo que dificulta su detección.

 

Cucarachas: capacidad de supervivencia en cualquier entorno

Las cucarachas son otra de las plagas más comunes en hoteles. Su capacidad de supervivencia sumada a su rápida reproducción – algunos tipos pueden producir más de 30.000 individuos en un año- hacen que sea una plaga difícil de controlar. Además, su capacidad de transmitir diferentes enfermedades como la gastroenteritis, disentería o salmonelosis la convierten en un riesgo para la salud.

La mejor prueba de su presencia es la del propio insecto, siendo la inspección nocturna la más efectiva al ser el mayor período de actividad. La presencia de cucarachas durante el día es sinónimo de una gran infestación.

Existen 3.500 especies de cucarachas en el mundo, sin embargo, las más frecuentes en los hoteles españoles son tres: la cucaracha germánica, la cucaracha oriental y la cucaracha americana, la más grande de todas. 

Los tratamientos para el control de este insecto centran sus esfuerzos en tres zonas principales del hotel: áreas de alimentación, zonas comunes, cuartos técnicos y habitaciones. En todas ellas, se aplican geles insecticidas y se acompañan de un sistema de monitorización para determinar el grado de infestación, evolución y distribución de la plaga.

 

Otras plagas en hoteles y medidas para combatirlas

A parte de los chinches de cama y las cucarachas existen otras plagas comunes que pueden afectar a un hotel. La mayoría se pueden encontrar principalmente en la zona de almacén de comida y en la cocina. En estas zonas se pueden encontrar polillas, gorgojos, moscas de la frutaratas o ratones.

La prevención es la mejor forma de evitar la aparición de plagas. Por ello, es clave formar al personal de los hoteles de forma que cada puesto de trabajo sepa detectar indicios y saber qué hacer tan pronto como se descubra una infestación.

La posibilidad de erradicar una plaga es proporcional a su dimensión, por lo que resulta vital actuar al primer síntoma. Sin embargo, la mejor forma de evitar su aparición es la prevención. 

“Los insectos se reproducen rápidamente y su capacidad para expandirse en cortos períodos de tiempo es asombrosa. Si detecta su presencia, para evitar su dispersión y los consiguientes problemas por mala reputación, es clave consultar con un especialista en control de plagas, tomar medidas de prevención y actuar con rapidez” señala Jordi Tapias, Director Técnico de Anticimex España.

 

Descarga el estudio completo aquí.

Publicado: 26-07-2018

   Meritxell Riba

   Gerente de Comunicación y Marketing

    Email: meritxell.riba@anticimex.com.es

    Tlf: +34 600 930 634

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".