Llámanos gratis: 900 828 001

Plagas de la Madera

Las Plagas de la Madera son un problema común

La madera puede sufrir el ataque de distintas plagas que destrocen su estructura y su capacidad de resistencia. Las principales plagas que destruyen la madera son los hongos y los insectos xilófagos.

 

Hongos de pudrición de la madera

Los hongos de pudrición son una especie de hongos que se alimentan de la madera húmeda causando su descomposición y dañando su estructura.

La humedad de la madera debe estar comprendida entre el 20 y el 100% para que este tipo de organismos se pueda desarrollar. Así mismo, la temperatura de desarrollo se halla entre 3 y 40ºC, siendo 25ºC su temperatura óptima de crecimiento.

Se pueden alimentar tanto de la lignina (componente de la madera que se encarga de engrosar el tallo y que es típico de las plantas leñosas) o de la celulosa (tipo de carbohidrato que se encarga de la función estructural de las plantas).

Los dos tipos principales de hongos de pudrición son: los hongos de pudrición marrón y los hongos de pudrición blanca.

Hongos de pudrición marrón de la madera

Los hongos de pudrición marrón se alimentan de la celulosa de la madera muerta. Al eliminar la celulosa y dejar la lignina, la madera adquiere una tonalidad parda (de ahí el nombre de hongos de pudrición marrón). Al secarse, la madera se agrieta formando pequeños cubos o paralelepípedos que se disgregan fácilmente con los dedos, motivo por el que este tipo de hongo también se lo conoce como hongo de pudrición cúbica. Los hongos de pudrición marrón suelen afectar tanto la albura (capa blanca de la madera de reciente formación) como el duramen (corazón de la madera de tonalidad oscura, más dura y consistente que la albura).

Hongos de pudrición blanca de la madera

Los hongos de pudrición blanca, al contrario de los de pudrición marrón, se alimentan de lignina. Al eliminar la lignina y dejar la celulosa prácticamente intacta, la madera se degrada de tal modo que se rompe en fibras, quedando fibrosa y esponjosa. De ahí que este tipo de hongos también reciba el nombre de pudrición fibrosa. Como la celulosa es la que le da a la madera la coloración clara, al eliminar la lignina, la madera adquiere una coloración blanca o cremosa. Este tipo de plaga de la madera solamente ataca a la albura.

 

Insectos xilófagos

Los insectos xilófagos son aquellos que se alimentan de madera, dañando su estructura y reduciendo su capacidad de resistencia. Los insectos xilófagos más comunes en las casas son las termitas y la carcoma.

Termitas

Las termitas son insectos sociales del grupo de los Isópteros. Estos insectos se organizan en colonias que en algunas ocasiones pueden alcanzar millones de individuos. Se organizan mediante castas, es decir, agrupaciones de individuos especializados en la realización de tareas concretas dentro de la comunidad.

De entre las distintas castas, las únicas que dañan a la madera son las obreras. Éstas tienen como función principal buscar el alimento y llevarlo a la colonia para que los demás individuos puedan alimentarse.

El principal alimento de las termitas es la celulosa La celulosa es el componente principal de la madera. Por ese motivo, las termitas son una de las principales plagas de la madera. Existen dos tipos principales de termitas en España: las termitas subterráneas y las termitas de la madera seca.

  • En el caso de las termitas subterráneas, la colonia se sitúa siempre en zonas húmedas (requieren una humedad del 6-37%) y las obreras se desplazan a diario hasta la madera que les sirve de alimento mediante el uso de unos túneles de barro creados por ellas mismas a partir de barro, suciedad y excrementos, que desde el suelo, pueden llegar a cruzar paredes enteras.
  • En el caso de las termitas de la madera seca, la colonia se realiza dentro de la madera que están consumiendo, por lo que no se observan nunca túneles de barro en las proximidades de la madera atacada. En cualquier caso, la madera atacada por las termitas no presenta nunca un daño aparente, ya que su superficie suele quedar intacta, lo que dificulta su detección temprana. Estos insectos suelen atacar principalmente la albura de la madera.

Carcoma de la madera

La carcoma es la fase larvaria de unos escarabajos conocidos como escarabajos barrenadores. Los escarabajos ponen los huevos en la madera y las larvas crecen en su interior alimentándose tanto de la celulosa como del almidón (azúcar de reserva presente en las plantas).

Dependiendo de la familia que esté atacando la madera, la carcoma puede afectar tanto a la albura como a la albura y el duramen. En cualquier caso, el signo más evidente de un ataque de carcoma es la presencia de pequeños agujeros en su superficie que se realizan cuando la carcoma se convierte en escarabajo y éste sale a la superficie para aparearse.

La realización de túneles y galerías durante toda la fase de crecimiento y desarrollo de la carcoma (que puede durar de 1 a 3 años en algunas especies), puede causar daños estructurales graves en la madera infectada.

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.