Llámanos gratis: 900 828 001

Arañas

La picadura de araña es dolorosa y puede llegar a ser muy peligrosa

Las arañas son animales artrópodos del grupo de los arácnidos. Según el World Spider Catalog (2016) hay descritas un total de 45.998 especies de arañas vivas (aquí no se incluyen las 1269 especies de arañas fósiles que hay descritas hasta la fecha) y se cree que aún quedan más de 100.000 especies por descubrir. En la península ibérica su número no es nada despreciable. Hasta 2014 el número de especies de arañas descritas ascendía a 1382 según fuentes del Catálogo de Arañas Ibéricas.

¿Problemas de Arañas?

La reproducción de las arañas

Cuando un macho está listo para reproducirse construye una pequeña lámina de seda, deposita una gota de esperma en ella y luego la succiona con unas estructuras denominadas bulbos genitales presentes en un par de apéndices que tienen en la parte frontal delantera, también conocidos como pedipalpos.

Cuando encuentra a la hembra, recurre a un complicado ritual de cortejo para comunicar a su pareja que es un macho de su misma especie y no una presa. Las hembras de araña en período reproductivo son muy agresivas y en cualquier momento del cortejo o del apareamiento el macho puede ser devorado.Esta agresividad surge de la necesidad de alimentarse para poder tirar adelante con la producción de huevos tras el apareamiento.

La cópula se realiza mediante la introducción y eyección de esperma de los bulbos genitales de los machos en el interior del orificio genital femenino. Muchos machos intentan evitar ser devorados por las hembras durante este delicado proceso mediante el ofrecimiento de un regalo nupcial, o lo que es lo mismo, una presa envuelta en una madeja de hilo de seda.

Así, mientras la hembra se entretiene a abrir el “regalo”, el macho puede introducir el esperma sin peligro de ser devorado por la hembra. Una vez fecundadas, las hembras ponen un número variable de huevos. En algunas especies puede alcanzar los 2000 en una sola puesta, mientras que otras especies solamente ponen un par de huevos. Luego los envuelven en un capullo de seda denominado ooteca.

Algunas especies de arañas abandonan la ooteca después de crearla, mientras que otras la protegen hasta que nacen las crías. Las crías tienen un tipo de desarrollo directo, es decir, lo que surge del huevo es una versión reducida de los progenitores.

Después de dos mudas salen de la ooteca hacia el mundo exterior. En algunos casos, las hembras progenitoras mueren tras el nacimiento de las crías, y en otras, las cuidan hasta que se dispersan. El cuidado parental puede llegar a ser tan extremo que en algunas especies de arañas la madre se ofrece a sí misma como alimento para las crías.

 

Las arañas son animales carnívoros

Las especies nocturnas, al carecer de un buen sentido de la vista, capturan a sus presas ayudándose del sentido del tacto y de las vibraciones de sus víctimas en el suelo, o construyen telas de captura para apresarlas.

No todas las arañas tejedoras construyen telas circulares (conocidas como telas orbiculares) si no que algunas realizan telas de embudo, telas triangulares o telas asimétricas.

Sin embargo, las arañas diurnas suelen estar dotadas de una buena visión y cazan a sus presas activamente sin necesidad de tejer ninguna tela. Independientemente del sistema de captura de sus presas, todas las arañas poseen un sistema de alimentación basado en un mecanismo de digestión externa.

Cuando una presa es capturada, la araña clava un par de apéndices denominados quelíceros en su cuerpo. Estos apéndices terminan en una uña que está conectada a una glándula de veneno.

En cuanto el veneno se inocula a la víctima, éste digiere sus tejidos y los licua formando una especie de sopa nutritiva. Esta “sopa” es la fuente de alimento de la araña, ya que estos artrópodos carecen de mandíbulas, y por lo tanto, no pueden triturar ni masticar.

 

Arañas venenosas en España

En España solamente existen tres especies de arañas venenosas cuya picadura es dolorosa y puede llegar a ser potencialmente peligrosa en caso de ser muy sensible a su veneno:

 

  1. Araña marrón o de los rincones (Loxosceles rufescens). La que tiene la picadura más peligrosa de España. Se la puede encontrar bajo piedras en el sur de la península y levante y es frecuente en casas de campo del resto peninsular. Su picadura es muy dolorosa y es especialmente peligrosa en niños y ancianos.
  2. Viuda negra europea (Latrodectus tredecimguttatus). Se las encuentra en rocas de paramos secos y en tierras cubiertas de hierba. A pesar de la peligrosidad de su pariente americana, la europea no suele causar la muerte. Dependiendo de la cantidad de veneno inoculado y de la estación del año (en otoño el veneno es más agresivo), sus picaduras provocan dolor agudo y, en algunos casos, dificultad respiratoria.
  3. Araña lobo (Lycosa tarantula). Es la araña de mayor tamaño de toda Europa (3 cm en las hembras y 2.5 cm en los machos). Principalmente se encuentran en pendientes pedregosas y soleadas del sur y levante ibérico. A pesar de su gran tamaño, su picadura es similar a la de una avispa: dolorosa, pero sin acarrear complicaciones. 

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.