Llámanos gratis: 900 828 001

¿Qué hacer si tenemos chinches de cama en casa?

Desde hace varias décadas, los problemas que se derivan de las plagas producidas por las chinches de cama constituyen uno de los principales problemas domésticos en los hogares de los países desarrollados. Toda sospecha que delate la posible presencia masiva de estos parásitos debe ser contrastada, dado que, si se confirman nuestros temores, debemos de actuar de inmediato.

Advertir su presencia es, relativamente, complicado; si están, las encontraremos en camas, cortinas, ropa, cojines, cortinas, alfombras, sofás… Siempre donde haya tejido cerca y oscuridad. Además, podemos localizar tanto individuos vivos como sus mudas.

 

¿Qué es lo primero que debo hacer?

Contactar con una empresa especializada en el Control de Plaga de chinches de cama es muy importante porque las probabilidades de expansión son proporcionales al tiempo que tardemos en erradicar el problema eficazmente.

La tentación de hacerse cargo uno mismo del problema con remedios caseros puede ser intensa, pero está comprobado que sólo empresas con dilatada experiencia, como Anticimex, pueden proporcionar una solución completamente eficiente y rápida; lo que a la larga se traduce en un ahorro económico.

 

¿Por qué son, relativamente, difíciles de encontrar?

Básicamente, se debe a que son insectos que tienen su máximo pico de actividad en horarios nocturnos, aprovechando las horas de luz para descansar y esconderse. Por otro lado, sus refugios, como hemos adelantado unas líneas más arriba, pueden repartirse por casi todos los lugares del hogar. Así que, principalmente, sus horarios y sus preferencias a la hora de elegir casa, son las razones más importantes por las que es complicado encontrarlas.

 

Y, ¿qué hay de sus hábitos reproductivos?

Las Chinches de cama tienen un gran potencial reproductivo, debido a que las hembras alcanzan una media de 500 huevos, a lo largo de toda su vida. Si las condiciones climatológicas les son favorables, nada impide a los huevos eclosionar en 6 días, por lo que se agiliza la densidad de la población. Tanto las ninfas como los adultos, se alimentan principalmente de sangre humana, así que no importa en la fase vital en la que se encuentren para poner remedio.

 

¿Por qué los remedios caseros no funcionan?

Los intentos de acabar con este problema a través de métodos caseros (como el rociado con alcohol, agua caliente o insecticidas domésticos) no son soluciones eficaces porque, la mayoría de veces, no se ataca a la Plaga entera, sino que solamente nos ocupamos de una parte y el resto huye y se expande todavía más. Las Chinches de cama tienden a dispersarse a lugares no infectados y esto supone, inevitablemente, un aumento de las consecuencias negativas del problema.

Sumado a lo anterior, hay que saber que son unos insectos con una gran capacidad para crearse cierta resistencia a los insecticidas; por lo que, servirse de la experiencia y el conocimiento técnico de un experto en Control de Plaga de chinches de cama, como los de Anticimex, será la elección idónea para resolver el problema.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".