Llámanos gratis: 900 828 001

¿Las chinches de cama sólo se encuentran en la cama?

Las chinches de cama, como su propio nombre indica, suelen encontrarse en dormitorios. Esto es debido a que estos parásitos nocturnos necesitan obligatoriamente sangre para sobrevivir, y los dormitorios son los lugares más cercanos a su fuente de alimento durante la noche.

Escondidas durante el día, ¡al ataque por la noche!

Estos insectos suelen agregarse en refugios durante el día. Estos refugios contienen chinches de diferentes edades, estatus alimentario y madurez sexual, aunque una tercera parte de los individuos suelen ser adultos. Las agregaciones de chinches en los refugios se mantienen gracias a la emisión de una feromona de agregación emitida por los adultos.

Además, el principal factor que motiva la formación de estos refugios es la presencia de humanos en las proximidades, que detectan gracias a unos receptores ubicados en las antenas. Como las chinches de cama son insectos nocturnos, y los humanos suelen encontrarse durante la noche en dormitorios, estos parásitos suelen encontrarse en pequeñas grietas, agujeros o en recovecos situados en las camas, tanto en los colchones como en el propio mueble (por ejemplo en las patas o cabecera).

Sin embrago, a medida que la población va creciendo, los refugios se van ubicando en otras zonas de la habitación, como en las cortinas, las alfombras, los armarios u otros muebles de la estancia.

 

Las chinches pueden encontrarse en todo tipo de lugares…

También se han llegado a detectar chinches de cama en oficinas,  siempre en lugares muy frecuentados por personas. Normalmente, este tipo de infecciones se producen por transporte de una casa infectada a la oficina, y los empleados se percatan de su presencia cuando la infección ya ha alcanzado grandes dimensiones y las chinches se ven obligadas a atacar a las personas durante el día para poder alimentarse.

Incluso se las ha llegado a detectar en baños públicos, ya que una de las vías para dispersarse de una habitación a otra es a través de las cañerías, por lo que al ser una zona de paso, también se las puede llegar a encontrar refugiadas en esta zona. Por lo tanto, aunque no es frecuente, las chinches de cama también se pueden encontrar en zonas alejadas de los dormitorios.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".