Llámanos gratis: 900 828 001

¿Cómo puedo saber si mis picaduras son de chinches de cama?

Las picaduras de chinches de cama no afectan por igual a todas las personas, depende de la sensibilidad de cada uno a la saliva del insecto. Un 65% de las personas no desarrolla síntomas evidentes tras las picaduras de chinche, mientras que otras pueden llegar a desarrollar una reacción alérgica importante en la zona de la picadura y desarrollar grandes pápulas.

En general, el aspecto de la picadura de chinche de cama (en caso de aparecer marcas), suele caracterizarse por un punto rojo, de mayor o menor tamaño dependiendo de la reacción alérgica desencadenada en cada persona. Las marcas que dejan son similares a las de otros insectos que se alimentan de sangre, como los mosquitos o las pulgas.

Sin embargo, los mosquitos producen picaduras más esporádicas, mientras que las pulgas suelen localizar la picadura en piernas y tobillos y la reacción suele producir marcas más pequeñas. A parte de presentar un aspecto rojizo y una leve hinchazón, también pueden presentar picor e irritación. Suelen aparecer en las partes del cuerpo que se encuentran más expuestas cuando se duerme, es decir, manos, hombros, cara, piernas y brazos, algunas veces unos dos o tres días después de producirse la picadura.

Las picaduras pueden ser aleatorias o distribuirse siguiendo un patrón en zigzag o en línea recta. Esto es debido a que una misma chinche de cama puede picar varias veces hasta que encuentra el capilar de donde extraer la sangre para alimentarse.

En caso de sospechar de las chinches de cama como autores de las misteriosas picaduras, es aconsejable buscar más síntomas de infestación por chinches en la habitación. Un síntoma típico de la presencia de chinches de cama en una habitación es la presencia de pequeñas manchas negras en las sábanas, que corresponden a las defecaciones de las chinches.

También es aconsejable buscar sus escondites, que típicamente se encuentran en la cama (debajo de las almohadas, en el colchón, debajo de los cubrecamas, en costuras de la ropa de cama, o en pequeñas grietas de la cabecera, las patas o el somier), o alrededor de la cama (debajo de muebles, alfombras, en cortinas o tras el papel de pared). En este artículo te contamos cómo detectar chinches de cama.

En caso de sospechar o encontrar chinches de cama en casa es importante contactar con una empresa especializada en control de plagas que pueda solucionar el problema lo antes posible.

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.