Llámanos gratis: 900 828 001

¿En qué países se encuentran las chinches de cama?

Las chinches de cama se pueden encontrar infectando viviendas u hoteles en cualquier parte del mundo, tanto en países en desarrollo como en países desarrollados, con independencia de sus condiciones higiénico-sanitarias.

De hecho, a principios del siglo XX las plagas de chinches de cama en viviendas europeas eran un problema bastante común, ya que alrededor del 30% de los inmuebles presentaban signos de infestación.

En los años 1930-1940, se iniciaron campañas muy agresivas de exterminación de la plaga. Las viviendas se fumigaban mediante dióxido de sulfuro, mientras que se usaba cianuro de hidrógeno para fumigar los vehículos de mudanzas que transportaban muebles y efectos personales de viviendas infectadas a nuevas viviendas.

Más tarde, se iniciaron fumigaciones masivas con DDT, que según los datos de la época era un insecticida muy efectivo contra las chinches de cama. Como resultado de los tratamientos de fumigación realizados, las poblaciones de chinches de cama en los países desarrollados sufrieron una reducción considerable entre los años 1950-1990, dando la falsa impresión de que se había conseguido exterminar la plaga.

A partir de los años 90, los reservorios de chinches de cama que persistieron durante el período anterior sufrieron un incremento significativo, reapareciendo con fuerza en países desarrollados. En Australia, por ejemplo, las poblaciones de chinches de cama se han incrementado en tan solo 7 años un 4500%. Se barajan varias hipótesis para explicar los motivos de este resurgimiento: un pobre reconocimiento por parte de la sociedad de las infestaciones de chinches de cama, un elevado nivel de dispersión pasiva de la plaga mediante el intercambio de material de segunda manoinfectado o el movimiento de personas a escala global, o la resistencia de las poblaciones actuales de chinches de cama a insecticidas convencionales.

En conjunto, todos estos factores dificultan el control de la expansión de la plaga y favorecen el incremento de sus poblaciones, lo que comporta un significativo riesgo para la salud pública.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".