Llámanos gratis: 900 828 001

Picaduras de chinches de cama: ¿transmiten enfermedades?

Existen múltiples especies de chinches de cama, aunque, la más común en la Península es la Cimex Lectularius. Este tipo de chinche, es capaz de contener en su interior distintos microorganismos (virus), causantes de enfermedades severas; como la del Tifus, la Peste, la Turalemia, la Leishmaniasis Visceral, la Hepatitis B, el VIH... No obstante, nunca se han encontrado evidencias de replica o de contagio directo en humanos.

Entonces, ¿no nos transmiten enfermedades?

No; o, lo que es lo mismo, no hay evidencias médicas de ello, al menos, eso sí, en las especies de esta parte del charco. Al otro lado, en América Latina, se hallan chinches de la familia Reduviidae, que sí que son hematófagas; las cuales también son conocidas por Vinchucas o Chinches besuconas.

La mayoría de ellas son transmisoras de la enfermedad del Chagas, que es una enfermedad potencialmente mortal, producida, principalmente, por un parásito que provoca, en su portador, complicaciones cardíacas y digestivas.

 

¡Pero no la transmiten por la picadura!

Aunque sí que es cierto que la transmiten, no lo hacen a través de la picadura; sino, por medio de las heces que depositan cerca de la picadura. Aunque parezca lo mismo, no lo es. Cuando nos pican, eso nos produce picor y nos rascamos, movimiento que extiende las heces contaminadas que las chinches nos hayan podido dejar, propiciando la entrada de sus parásitos en el interior de nuestro organismo, el cual, no tenemos inmunizado.

 

¿Qué hacer si tenemos picaduras?

En esta entrada hemos desmentido que sus picaduras estén relacionadas, estrictamente, con el contagio de enfermedades, pero no de que no piquen. Muchas, se alimentan diariamente de sangre, lo cual es lógico que, en nuestra piel, se manifieste a través de una alergia y erupción cutánea, porque nuestras defensas están actuando sanando la herida.

Pero, por supuesto, más allá de la picadura en sí, características por estar formadas por puntos rojos;lo que denota es que estamos rodeados de estos insectos y que, muy probablemente estén en nuestro hogar o lugar de trabajo.

Así que, ante la aparición de sus picaduras, ¡consúltanos!

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.