Llámanos gratis: 900 828 001

Factores que favorecen la dispersión de las chinches de cama dentro de un hotel

Los hoteles son los edificios más vulnerables a la invasión de chinches de cama debido a la gran cantidad de gente que entra y sale a diario de sus instalaciones procedentes de cualquier parte del mundo.

La dispersión de las chinches de cama en un hotel es mucho más rápida que en el caso de un bloque de viviendas. Esto es debido a que las habitaciones de los hoteles no son habitáculos aislados entre sí, sino que a diario personal del hotel entra y sale de ellas constantemente. Uno de los factores que más favorece la dispersión de las chinches de cama en un hotel es el movimiento de entrada y salida de personal de limpieza.

El movimiento de sábanas y demás textiles infectados de una habitación a otra sin ningún tipo de precaución puede dispersar la plaga de una habitación a otra. Los carritos de limpieza pueden ser otra de las fuentes de infección de chinches de cama de una habitación a otra de un hotel. Si una habitación de hotel está infectada y las chinches de cama se esconden en el carrito de la limpieza mientras ésta se está llevando a cabo, la dispersión de la plaga puede llegar a límites insospechados.

El movimiento de personal de una habitación a otra no es el único factor que puede propiciar la dispersión de la plaga en un hotel. Las propias chinches pueden desplazarse de una habitación a otra si la población crece mucho y el nivel de competencia entre ellas por los refugios aumenta. Entonces, pueden colarse de una habitación a otra por grietas o pequeños agujeros que conecten las estancias entre sí. De hecho, está constatado científicamente que el 20% de las habitaciones de hotel adyacentes a una habitación infectada por chinches de cama también están infectadas.

Otro factor que puede desencadenar la dispersión de las chinches de cama dentro de un hotel es un mal tratamiento de desinfección que no elimine por completo todas las fases del insecto (huevos, ninfas y adultos). Cuando esto sucede, las chinches que resisten al tratamiento emiten una feromona de alarma que desencadena la dispersión de las chinches por la zona infectada. De ahí que sea tan importante llevar a cabo medidas de control de la plaga gestionadas por profesionales, ya que una mala gestión del problema en un hotel, puede poner en peligro la reputación de toda la cadena hotelera.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".