Llámanos gratis: 900 828 001

¿Las chinches de cama se pueden oler?

Las chinches de cama desprenden un olor característico que en algunas ocasiones puede llegar a ser percibido por algunas personas. Algunos lo describen como un olor adulzado y rancio, como a fresas pasadas, otros como un olor a humedad o a ambiente cerrado, pero en cualquier caso, todas las personas que han llegado a detectar el olor que desprenden las chinches de cama coinciden en que es un olor desagradable.

La ciencia que hay detrás del olor a chinches de cama

Las chinches de cama producen su olor a partir de unas glándulas situadas en la parte dorsal del abdomen en las ninfas, mientras que las chinches adultas lo producen en las glándulas del último segmento del tórax. Parece ser que el olor que desprenden está relacionado con dos funciones básicas del comportamiento de este insecto.

En primer lugar, la emisión de las moléculas relacionadas con el olor de las chinches tiene una función defensiva, ya que forman parte de las feromonas de alarma de estos insectos. Cuando las chinches de cama se sienten amenazadas (ya sea por ataques de sus depredadores naturales, o por intentos de inseminación no deseada entre los individuos de un mismo refugio), desprenden feromonas de alarma que provocan el abandono de los refugios y su dispersión por la zona infectada.

En segundo lugar, varios estudios recientes indican que las chinches usan las mismas moléculas relacionadas con las feromonas de alarma para generar feromonas de agregación, que son usadas por las chinches para generar los refugios y así evitar su deshidratación. En cualquier caso, estos compuestos son los responsables del “olor a chinche de cama” y en casos de infecciones graves incluso puede llegar a percibirse por el olfato humano.

 

El olor a Chinche puede ser muy útil

Aunque no todas las personas tienen la misma capacidad para oler las chinches de cama, su olor no es un factor que permita cuantificar la severidad de la infestación, pero sí que puede ser utilizado para detectar su presencia en zonas infectadas mediante perros adiestrados, que tienen una capacidad olfatoria muchísimo más desarrollada que el ser humano.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".