Llámanos gratis: 900 828 001

Qué NO hacer ante una plaga de chinches de cama

Para saber cómo acabar eficazmente con el problema de las plagas de chinches de cama se requiere de un conocimiento muy explícito acerca de la biología de este insecto.

En Anticimex llevamos más de siete décadas refinando ese conocimiento a la par que implantamos nuevos avances tecnológicos, garantizando la máxima eficacia. 

Antes de nada, es imprescindible tener en cuenta que estos insectos son parásitos que se alimentan exclusivamente de sangre, en su mayoría, humana; por lo que convivir con ellas puede ser horrible. A continuación, os mostramos 3 cosas que NO hay que hacer, si queremos poner fin a esta situación tan incómoda.

                          

NO ignores las picaduras

Su actividad se concentra sobre todo por la noche, así que durante el día intentan pasar desapercibidas. Su picadura, por lo general, causa un picor más o menos intenso; así que es prácticamente imposible no darse cuenta. Es normal que, instintivamente, cuando nos damos cuenta de ello, intentemos solucionar el problema nosotros mismos; pero los remedios caseros, como advertiremos a continuación, no va a darnos, para nada, la solución que necesitamos.

 

NO disemines la plaga

Atacar, únicamente, los lugares donde se encuentran, como colchones o camas, puede provocar la diseminación de la plaga al resto de la casa y no su abandono. Es muy importante tener una estrategia detallada para asegurarnos de que el problema no va a aparecer; tal y cómo hacen los profesionales como nosotros.  

Las Chinches de Cama son insectos gregarios que escogen los interiores de las grietas y de los huecos para vivir, pero rápidamente, ante el menos signo de amenaza, se dispersan y colonializan nuevos espacios y muebles. Como hemos aclarado en el anterior punto, una práctica autónoma para tratarlas es muy arriesgado porque, si sale mal, el precio a pagar es demasiado alto.

 

NO utilices placebo

Utilizar aceites esenciales que sirven para las plagas contra las Chinches de Cama es una solución placebo, ya que, simplemente, les aleja momentáneamente pero no diluye la plaga. En cuanto el efecto de los aceites desaparezca, las chinches volverán a realizar visitas nocturnas en busca de alimento. Además, si no se sabe bien del tema, podemos estar utilizando un producto que provoque serios problemas de toxicidad, sobre todo, en los más pequeños y animales domésticos.

 

La prevención va antes que la cura

Nuestra máxima corporativa se basa en el poder de la precaución, de poner la solución antes que el problema. Tomar conciencia a tiempo y ser riguroso con este tema, puede ahorrarnos muchísimos dolores de cabeza. No obstante, a veces es demasiado tarde y el problema ya está instalado en casa. En este sentido, la determinación del alcance de la plaga, conocer todo acerca de su biología y saber cuáles son sus hábitos alimentarios, son datos clave que, si conocemos, nos proporcionaran los pasos a seguir para un control exitoso.

El trabajo de Anticimex consiste en dar respuesta a esas preguntas gracias al esfuerzo y la colaboración de todo tipo de profesionales: técnicos expertos en salud medioambiental, veterinarios y biólogos.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".