Llámanos gratis: 900 828 001

Qué no debemos hacer si deseamos eliminar las chinches de cama

Las chinches de cama son unos pequeños insectos parásitos que se alimentan exclusivamente de sangre, mayoritariamente humana.

Al ser insectos de actividad nocturna su presencia suele pasar desapercibida hasta el momento en que se alimentan de la sangre de su huésped, ya que su picadura provoca una comezón más o menos intensa. Es entonces cuando la mayoría de personas detectan el problema e intentan solucionarlo, muchas veces recurriendo a remedios caseros como el uso de insecticidas domésticos, la eliminación de muebles o ropas, o la aplicación de aceites esenciales o alcohol sobre las superficies afectadas.

No obstante, hay que tener en cuenta que las chinches de cama son insectos gregarios, que viven en grupo en el interior de grietas o huecos que utilizan como nidos durante el día. Esto implica que el uso de tratamientos caseros en las zonas donde se ha detectado su presencia, como colchones o camas, no solucione el problema, sino que incluso lo empeore mediante la diseminación de la plaga al resto de la casa.

Igualmente, rociar la cama o el colchón con aceites esenciales solamente servirá para ahuyentar momentáneamente a las chinches, pero no las eliminará. En cuanto el efecto de los aceites desaparezca, las chinches volverán a realizar visitas nocturnas a sus huéspedes para alimentarse de su sangre. Por lo que respecta a los insecticidas domésticos, muchos de ellos no son eficaces contra las chinches, y además, su uso inadecuado puede provocar problemas de toxicidad aguda, sobretodo en niños.

El mejor tratamiento para eliminar de forma eficaz estos insectos es contactar con personal especializado en el control de chinches de cama, ya que el conocimiento de la biología de la especie es básico para detectar todos y cada uno de los refugios de este parásito. La detección y eliminación de los refugios, así como la determinación del alcance de la plaga, son la clave para acabar, de una vez por todas, con estos molestos chupadores de sangre.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".