Llámanos gratis: 900 828 001

Las Cucarachas pueden volar

A pesar de que la mayoría de cucarachas tienen alas, muy pocas especies pueden realmente volar. Esto es debido a que, por lo general, las cucarachas son muy malas voladoras.

Las Cucarachas son muy malas voladoras

Su relativamente gran masa corporal en relación al tamaño de sus alas les impide volar a gran velocidad o maniobrar adecuadamente durante el vuelo. Este hecho las hace vulnerables ante depredadores aéreos como los murciélagos o los pájaros, mucho más rápidos durante el vuelo que las cucarachas. Por ese motivo, la mayoría de especies prefieren desplazarse a pie en lugar de hacerlo volando.

Aun así, existen unas pocas especies de cucarachas que son buenas voladoras. Por ejemplo, la cucaracha café ahumada (Periplaneta fulginosa), la cucaracha de la madera (Parcoblatta spp.) o la cucaracha banda café (Supella longipalpa) son grandes voladoras, aunque en las dos últimas especies solamente vuelan los machos, y en el caso de la cucaracha banda café, solamente lo hacen si se los molesta.

La cucaracha asiática (Blattela asahinai Mizukubo) es otro ejemplo de cucaracha voladora a la que le atrae especialmente la luz durante la noche, y debido a ello, penetra en los hogares volando cerca de televisores o personas. La cucaracha americana (Periplaneta americana) también tiene cierta capacidad de vuelo, aunque en su caso, solamente usa las alas para planear cuando intenta alcanzar superficies inferiores.

 

Cucarachas voladoras en España

De todas las especies de cucarachas domésticas presentes hasta ahora en España, solamente dos especies tienen capacidad de volar: la cucaracha americana (P. americana) y la cucaracha banda café (S. longipalpa). A pesar de ello, no es frecuente verlas volar.

En el caso de la cucaracha americana se trata de una especie que se caracteriza sobre todo por su capacidad de desplazamiento terrestre. Muy pocas veces usan las alas para desplazarse, y normalmente lo hacen para planear de lugares elevados hasta zonas inferiores. Son, en general, bastante malas voladoras.

En el caso de la cucaracha banda café, solamente los machos tienen capacidad de vuelo, y al igual que la cucaracha americana, su principal medio de desplazamiento es el terrestre. Los machos de esta especie solamente levantan el vuelo cuando se los molesta.

 

Correr o volar

Las cucarachas son insectos con una elevada capacidad para desplazarse a grandes velocidades por tierra. Por ese motivo, su principal medio de desplazamiento es el terrestre.

Salvo algunas excepciones, las cucarachas son mejor caminadoras que voladoras. De hecho, en un estudio realizado por entomólogos de la universidad de Berkeley (California) en el año 1991 se descubrió que las cucarachas americanas podían desplazarse a la sorprendente velocidad de 5,47 kilómetros por hora, o lo que era lo mismo, unas 50 veces la longitud de su cuerpo por segundo. Este valor no es nada despreciable si tenemos en cuenta la velocidad a la que se puede desplazar el hombre más rápido del mundo hasta el momento, Usain Bolt. Este atleta jamaicano de 195 centímetros de longitud es capaz de correr a una velocidad de 10,42 metros por segundo (teniendo en cuenta su récord mundial de 19,19 segundos en 200 metros lisos). Esto implica que es capaz de desplazarse a una velocidad de algo más de 5 veces la longitud de su cuerpo por segundo, es decir, 10 veces menos que una cucaracha americana. Aún hay más, el mamífero más rápido del planeta, el guepardo, es capaz de desplazarse a una velocidad de unas 16 veces la longitud de su cuerpo por segundo, es decir, incluso en comparación con el mamífero más rápido del mundo, las cucarachas americanas son capaces de desplazarse, en proporción, 3 veces más rápido.

No nos debe extrañar entonces que muchas veces no seamos capaces de reaccionar a tiempo cuando vemos una cucaracha cruzando una habitación. No es que seamos lentos, es que las cucarachas son muy rápidas. Ese es el principal motivo por el que, al menos en el caso de la rapidísima cucaracha americana, su desplazamiento se realice principalmente por tierra y solamente vuele en casos muy concretos, como por ejemplo, en periodos de mucho calor y humedad. El intenso calor y la humedad son fenómenos propicios para que estos insectos alcen el vuelo debido a que las elevadas temperaturas aumentan su actividad y, con ello, su capacidad para volar. 

 

"¿Problemas con las plagas? Podemos darte una solución rápida y profesional"

Omayra Orejuela, Técnico de Control de Plagas

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.