Llámanos gratis: 900 828 001

Detectar Cucarachas

Detectar los indicios de una plaga de Cucarachas no es fácil

De entre todas las plagas domésticas conocidas, las cucarachas son de las más persistentes y desagradables. Además, su elevado potencial reproductivo, su capacidad para adaptarse a medios cambiantes y hostiles, y su facilidad para ocultarse en lugares inaccesibles, les permite alcanzar elevadas densidades en muy poco tiempo. Por ese motivo, la detección temprana de una plaga de cucarachas es vital para poder erradicarla con éxito, ya que las probabilidades de eliminación disminuyen a medida que la población va creciendo.

Principales vías de una infestación de Cucarachas

La mayoría de las cucarachas son insectos de actividad nocturna. Durante este período se dedican a buscar agua, alimento y pareja. Durante el día, en cambio, suelen permanecer escondidas en áreas de reposo. Aunque parezca irónico, es precisamente en este instante cuando son más peligrosas, ya que su predilección por refugiarse en diversos materiales de uso particular como electrodomésticos, bolsas, ropa, muebles u otros artículos, les permiten introducirse en nuevas áreas de forma totalmente inadvertida.

Al igual que para el resto de plagas domésticas, la prevención siempre es la mejor herramienta a la hora de controlar una infestación, por tanto, el mejor consejo para evitar una plaga de cucarachas es inspeccionar de forma muy cuidadosa muebles, ropa, electrodomésticos o cualquier otro utensilio de segunda mano que se introduzca en el hogar, especialmente si proviene de algún lugar donde se haya dado o se esté dando una plaga de cucarachas.       

 

Indicios de una plaga de cucarachas

La presencia de cucarachas se suele detectar mediante dos indicios básicos: el daño que causan durante la alimentación, o por la materia fecal que depositan en las zonas más frecuentadas.

 

Daño causado durante la alimentación

Las cucarachas son insectos dotados de mandíbulas. Las especies que se comportan como plagas urbanas se suelen alimentar de productos con un elevado contenido de almidón, grasas y azúcares, por ejemplo, carne, quesos o dulces.

Sin embargo, aunque sientan predilección por estos productos, pueden alimentarse de casi cualquier cosa, como animales muertos, madera podrida, vegetales en descomposición, aguas negras del alcantarillado, pelo, libros… Las marcas realizadas por las mandíbulas sobre los elementos sólidos de los que se alimentan son señales inequívocas de su presencia.

 

Materia fecal en zonas frecuentadas

Otro signo de su existencia son los rastros de materia fecal (también conocidos como frass) que dejan en los sitios más frecuentados. Las heces de las cucarachas pequeñas son de color negro, similares a pimienta o café molido, de apenas 1 mm de longitud, mientras que las heces de las cucarachas grandes son cilíndricas de unos 15 mm de longitud y de color negro o café. Éstas últimas pueden confundirse fácilmente con heces de ratón, pero mientras que las de ratón son más negras, cilíndricas y con los extremos acabados en punta, las de cucaracha tienen más forma de cápsula, similar a un poliedro.

Otros indicios de una plaga de cucarachas es la presencia de ootecas, de mudas, o de las propias cucarachas (vivas o muertas).

 

Cucarachas: Cómo realizar tu propia inspección

A la hora de realizar una inspección en busca de Cucarachas en nuestra propiedad, tenemos que tener muy claro dónde se esconden y cómo encontrarlas.

 

¿Dónde se esconden las Cucarachas?

 El cuerpo de las cucarachas está totalmente adaptado a grietas y hendiduras, ya que al ser oval y aplanado dorso-ventralmente, les permite poderse introducir casi en cualquier rendija.

Su refugio favorito es el que les proporciona al mismo tiempo calor y humedad, como el proporcionado por garajes, almacenes, cuartos de las calderas, o sótanos. También sienten especial predilección por hornos, cajones, tuberías y los bajos de lavadoras y frigoríficos, ya que estas zonas les suelen dar cobijo y calor al mismo tiempo.

Las grietas y hendiduras situadas en falsos techos de los baños, grietas y rendijas de los azulejos y fregaderos suelen ser ideales para establecer sus nidos. Además, les gusta anidar en elementos hechos de madera o plástico, como por ejemplo muebles o zócalos y molduras de madera.

 

¿Cómo encontrarlas?

Ante la sospecha de una plaga de cucarachas la mejor prueba de su presencia es la de la propia cucaracha. Para encontrarlas, es muy importante tener en cuenta que las cucarachas se pueden localizar tanto en el suelo como en lugares elevados, ya que pueden correr por casi cualquier superficie, incluso techos y paredes.

La inspección nocturna es la más efectiva, puesto que la mayoría de especies presentan actividad nocturna y son más fáciles de ver durante este periodo. Como las cucarachas suelen salir de sus refugios principalmente para buscar agua y alimento, la inspección nocturna debería centrarse en lugares cercanos a fuentes de alimento o agua, como alacenas, platos de alimento para mascotas, fregaderos o basuras.

Además, las cucarachas desarrollan un comportamiento conocido como tigmotaxis, que hace referencia a su preferencia para mantener siempre contacto dorsal con otro objeto. Esto implica que tengan una gran preferencia por caminar siempre a lo largo de paredes y cerca de muebles, lugares que deben ser prioritarios a la hora de localizarlas con más precisión. 

 

 

"¿Problemas con las plagas? Podemos darte una solución rápida y profesional"

Omayra Orejuela, Técnico de Control de Plagas

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.