Llámanos gratis: 900 828 001

Escorpiones

Los Escorpiones pertenecen a la familia de los arácnidos

De entre todos los arácnidos, los Escorpiones son los más antiguos. Se estima que aparecieron en la Tierra hace unos 400 millones de años y actualmente se conocen unas 14.000 especies distintas en todo el mundo. Como todos los arácnidos presentan cuatro pares de patas y 2 pares de apéndices bucales: los quelíceros y los pedipalpos, éstos últimos muy desarrollados y acabados en pinza.

¿Problemas de Escorpiones?

Existen 25 especies de Escorpiones letales en el mundo

Los Escorpiones también tienen una cola constituida por 5 segmentos que termina en un aguijón curvado. En el interior del último segmento poseen 2 glándulas de veneno que usan para capturar a sus presas y defenderse de agresiones. Todos los escorpiones son venenosos, pero de todas las especies del mundo, solamente unas 25 pueden ser letales para el ser humano.

Descubre los tipos de especies de Escorpiones en España

 

El cortejo de los Escorpiones se basa en una elaborada danza nupcial

Durante esta danza nupcial el macho deposita en el suelo una masa de gelatina con una gota de esperma en la parte superior conocida como espermatóforo. Cuando la hembra introduce la gota en su orificio genital se produce la fertilización de sus óvulos.

 

Los Escorpiones no ponen huevos

A diferencia de otros arácnidos como las arañas, los escorpiones no ponen huevos, sino que la hembra da a luz directamente pequeños escorpiones blanquecinos de apenas unos milímetros de longitud.

En algunas especies, las crías son transportadas en el lomo de la madre hasta su primera muda (de 1 a 4 semanas) y luego se independizan. En otras, las crías viven por su cuenta desde su nacimiento.

Los escorpiones alcanzan la madurez sexual a los 6 meses-3 años, dependiendo de la especie, y tienen una longevidad de unos 2-6 años.

 

Los Escorpiones son todos carnívoros

Atrapan a sus presas gracias a las pinzas de los pedipalpos y las inmovilizan mediante el veneno que inyectan con el aguijón de la cola. El veneno también sirve para licuar el interior de la presa, ya que los escorpiones son incapaces de ingerir alimentos sólidos. Una vez que el interior de la presa se ha vuelto líquido, lo absorben para alimentarse. Como buenos animales nocturnos que son, suelen salir a cazar por las noches. Sus principales presas son insectos, aunque las especies más grandes de escorpiones también cazan lagartos o roedores.

 

Los Escorpiones son animales estrictamente terrestres

Se pueden encontrar en todos los continentes excepto en la Antártida, y aunque se pueden encontrar en islas como Gran Bretaña, Australia o Nueva Zelanda, en estas zonas se trata siempre de especies introducidas.

 

Los Escorpiones son grandes colonizadores

Los Escorpiones pueden colonizar la mayoría de hábitats terrestres, excepto los que se hallan en ecosistemas boreales como la tundra, la taiga o las cimas de montañas con nieves permanentes. Durante el día se mantienen escondidos enterrados en la arena, bajo piedras, bajo madera muerta, en grietas o agujeros de rocas o dentro de cuevas. También pueden buscar refugio en las casas. Sus lugares preferidos suelen ser dentro de zapatos, entre la ropa o las sábanas o en cajones o armarios.

 

¿Cómo tratar una picadura de Escorpión?

El veneno de los escorpiones contiene unas substancias conocidas como neurotoxinas. Estas substancias pueden causar problemas a nivel neuromuscular, como por ejemplo dificultad al hablar, calambres musculares, movimientos involuntarios o visión doble o borrosa.

Estos síntomas solamente aparecen en especies muy venenosas para las cuales suele existir un antídoto. Las especies de escorpiones que se encuentran en España suelen ser inofensivas. De todas ellas solamente la picadura del escorpión común (Buthus occitanus) puede ser peligroso en niños y en personas mayores, ya que son más susceptibles al veneno.

Ante la picadura de escorpión, lo primero que debe hacerse es lavar bien la zona con agua y jabón, y luego tratar el dolor con analgésicos (paracetamol) o compresas frías. Las molestias suelen durar como mucho unas 48 horas y luego desaparecen.

Solamente en el caso de presentar síntomas sistémicos: fiebre, diarrea, vómitos, visión borrosa, calambres musculares, dificultad al hablar…es necesario acudir al médico. 

 

"¿Problemas con las plagas? Podemos darte una solución rápida y profesional"

Omayra Orejuela, Técnico de Control de Plagas

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.