Llámanos gratis: 900 828 001

Gorgojos

Los Gorgojos suelen encontrarse en la comida almacenada

Los gorgojos son escarabajos de la familia Curculionidae. Esta familia posee unas 40000 especies distintas de escarabajos de distintos tamaños (1.5-35 mm), colores y estructuras. Una característica distintiva de estos insectos es que todos los individuos adultos presentan un aparato de tipo masticador en el extremo de una larga probóscide. Son animales estrictamente fitófagos, es decir, solamente se alimentan de materia vegetal, viva o muerta. Además, suelen tener el cuerpo recubierto de escamas o pelos y la mayoría son voladores.

¿Problemas de Gorgojos?

El ciclo vital de los Gorgojos

Los gorgojos, como todos los escarabajos, son insectos de tipo holometábolo, es decir, poseen una metamorfosis completa. Esto implica que durante su desarrollo hay una fase de pupa anterior a la aparición del imago o individuo adulto. Así, el desarrollo de los gorgojos presenta 4 etapas: huevo, larva, pupa e imago o adulto. 

Los huevos de los Gorgojos

Los huevos suelen ser blanquecinos y ovalados, con uno de los extremos redondeado y el otro con una protuberancia plana para anclarse en el lugar de oviposición escogido por la hembra. El tamaño de los huevos varía dependiendo de la especie. Así, en los gorgojos del arroz (Sitophilus oryzae) o del trigo (Sitophilus granarius), los huevos tienen un tamaño de tan sólo unos 0.7-0.8 mm, mientras que, por ejemplo, en el picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), tienen un tamaño de 1-2.5 mm. Los huevos eclosionan en unos días dependiendo de la especie y la temperatura ambiental, dando lugar a las larvas.

Las larvas de los Gorgojos

Las larvas de gorgojo son ápodas, es decir, no tienen patas, y tienen el cuerpo de color blanco o amarillento y la cabeza de color pardo. Presentan unas fuertes mandíbulas para excavar galerías en los vegetales de los que se alimentan. Las larvas pasan por diversas fases de muda hasta alcanzar la fase de pupa. El desarrollo y crecimiento de las larvas depende de las condiciones ambientales y de la especie. Por ejemplo, en el gorgojo del maíz suele ser de unas 6-8 semanas, mientras que en el picudo rojo suele ser de unas 12-14 semanas.

Pupas y adultos de los Gorgojos

Las pupas dan lugar a los individuos adultos en unos 5-30 días. Los adultos suelen aparearse en cuanto salen del capullo y las hembras ponen los huevos en unas pocas semanas.

 

Los Gorgojos se reproducen rápidamente

Los gorgojos tienen una gran capacidad de proliferación. En condiciones de temperatura óptimas, las hembras pueden llegar a poner de 300 a 500 huevos en toda su vida, repartidos en 3-6 ciclos al año (dependiendo de la especie). Esto implica que, por ejemplo, en el caso del gorgojo del trigo, una sola pareja de gorgojos se puede convertir en una plaga de más de 6 millones de individuos en tan sólo un año.

Las hembras ponen los huevos en el interior de granos de cereales (trigo, maíz, arroz, centeno, cebada, mijo…), en la base del pecíolo de hojas, o en agujeros o heridas producidas en la corteza de los árboles.

La longevidad de los gorgojos adultos depende de la especie. Así, en el picudo rojo es de tan sólo 45-90 días, mientras que el gorgojo del pino (Hylobius abietis) puede llegar a vivir 3 años.

 

Daños provocados por los Gorgojos

Los gorgojos forestales o de plantas ornamentales suelen provocar daños en las plantas que parasitan, llegando incluso a provocar su muerte. Esto es especialmente dañino en caso de afectar a especies protegidas, como por ejemplo la palmera canaria (Phoenix canariensis), o plantaciones con importancia natural y cultural como el palmeral de Elche, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000 y afectado por una plaga de picudo rojo en el año 2005.

Los gorgojos de productos almacenados, como el gorgojo del trigo, del maíz o del arroz, colocan los huevos dentro de los granos de estos cereales para que las larvas se alimenten del tejido nutricional del grano. Como resultado, los granos de cereales afectados por los gorgojos poseen una menor calidad, y en caso de germinar, generan plantas débiles y vulnerables al ataque de otros parásitos. Además de las larvas, los individuos adultos también se alimentan de los granos de cereales, generando unos excrementos similares a un polvillo blanco que recubre los granos y les da un gusto desagradable.

Asimismo, y como resultado de su actividad, tanto los gorgojos adultos como las larvas, provocan un calentamiento del grano, lo que produce una germinación acelerada y un endurecimiento del producto. En consecuencia, las infecciones en granos o productos cerealeros se traducen en importantes pérdidas económicas para el sector agrícola.  

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.