Llámanos gratis: 900 828 001

Moscas

Las Moscas pueden ser muy molestas

Las moscas son insectos voladores que han evolucionado para convivir en asociación con el hombre, causando no solo molestias por su constante presencia, sino también problemas sanitarios por su capacidad de transmisión de numerosas enfermedades.

¿Problemas de Moscas?

Las Moscas

Las moscas son insectos del orden de los Dípteros, donde también se incluyen los mosquitos. Ambos insectos se caracterizan por la presencia de un solo par de alas funcionales y un par de alas modificadas (halterios). Los halterios tienen forma de pequeñas mazas y funcionan como pequeños giroscopios que informan al insecto de su posición espacial durante el vuelo.

Tienen el cuerpo recubierto de unos pelos llamados sedas sensoriales que les informan de las condiciones de temperatura, humedad, viento…y en las patas tienen ubicados los sensores del olor, permitiendo al insecto poder probar el alimento una vez se posan en él. Ello solamente es posible si tienen las patas perfectamente limpias de cualquier resto de suciedad, por eso es común ver a las moscas frotarse las patas constantemente para poder limpiar los sensores del olor y poder probar los alimentos.

Como cualquier otro insecto las moscas poseen tres pares de patas. Al final de cada pata tienen un par de almohadillas que están constantemente recubiertas por una substancia pegajosa, compuesta por azúcares y grasa, secretada por los pelillos que recubren las almohadillas. Esta substancia pegajosa es la que permite a las moscas poder andar por los techos boca abajo o trepar por superficies lisas como el vidrio.

El ciclo de vida de las Moscas

Las moscas se desarrollan mediante un desarrollo indirecto completo con tres fases juveniles: huevo, larva y pupa, y una fase adulta. Los adultos se aparean a las pocas horas de nacer.

Cada hembra puede poner distintos lotes de huevos en una sola puesta  que puede ser de 75 a 500 huevos dependiendo de la especie. El tiempo de incubación de los huevos también depende de la especie y la temperatura, pero oscila entre las 2 horas y los 3 días. De los huevos aparecen las larvas. Se caracterizan por no tener patas y por tener una cabeza muy reducida y retraída hacia el tórax. Suelen tener una coloración blanca o crema. El tiempo de desarrollo de las larvas también depende de la temperatura y la especie, y puede consistir en  4-20 días.

Cuando están a punto de pupar, las larvas buscan un lugar oscuro y resguardado para pasar la siguiente fase que las convertirá en moscas adultas.

Las Moscas viven en todos los climas

Las moscas se pueden encontrar en casi cualquier parte, en todos los climas y en casi todas las altitudes (algunas especies llegan a vivir hasta los 6200 metros de altitud en el Everest). Las moscas más molestas son las que viven en estrecha asociación con el ser humano, como por ejemplo la mosca doméstica o de la basura, las moscas de la carne, las moscas del vinagre o las moscas de los establos, ya que, o bien son fuente de contagio de diversas enfermedades, o bien pueden provocar picaduras bastante dolorosas porque se alimentan de sangre.

Algunas Moscas se alimentan de sangre

Las moscas adultas no tienen mandíbulas, en su lugar tienen un aparato bucal de tipo succionador (parecido a una esponja) o de tipo picador (similar al de los mosquitos) para alimentarse de líquidos. Algunas se alimentan de líquidos procedentes de materiales en descomposición, otras de sangre de vertebrados, o incluso algunas moscas silvestres se alimentan solamente de néctar de flores.

Las larvas, en cambio, se pueden alimentar de una gran variedad de alimentos en función de la especie. Pueden alimentarse de excrementos, materia vegetal o animal en descomposición o materiales en estado de fermentación como fruta, verdura podrida o el barro de los drenajes.

La mayoría de Moscas son descomponedores naturales

La mayoría de las especies de moscas forman parte de un grupo de animales conocido como descomponedores. Cuando estas especies se alimentan de animales muertos, excrementos o vegetales en descomposición, en realidad lo que están haciendo es reciclar los nutrientes que contienen estos elementos y ponerlos a disposición de las plantas.

Se consigue así que la materia en los ecosistemas pueda ir pasando de unos organismos a otros de forma cíclica y equilibrada. Otras especies de moscas se alimentan únicamente de néctar de flores, como las abejas, realizando una valiosa función en la polinización de muchas especies de plantas.

Las Moscas pueden transmitir enfermedades

No obstante, otras especies de moscas han evolucionado para convivir en asociación con el ser humano, causando no solo molestias por su constante presencia, sino también problemas sanitarios por su capacidad de transmisión de numerosas enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea, la disentería, la diarrea infantil, la lombriz intestinal, la triquina o la solitaria. La transmisión se realiza mediante la recolección de los patógenos causantes de estas enfermedades en el aparato bucal, patas u otras partes del cuerpo cuando éstas se posan en basura, heces o material en descomposición, y luego se transmite a los alimentos, a los animales o al ser humano por contacto. 

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.