Llámanos gratis: 900 828 001

Mosquitos

Los Mosquitos pueden transmitir enfermedades

Los mosquitos son insectos dípteros de la familia de los Culícidos y pueden propagar enfermedades tal como el virus del Nilo Occidental, el dengue, la malaria y el Zika. En la actualidad hay descritas unas 3200 especies distintas en todo el mundo, divididas en 42 géneros. En Europa, los géneros de mosquitos más relevantes a nivel médico por su función como potenciales vectores de distintas enfermedades son los moquitos de los géneros Anopheles, Culex y Aedes.

¿Problemas con Mosquitos?

Los mosquitos presentan distintas fases de desarrollo: huevo, larva, pupa y adulto.

Las fases juveniles (huevo, larva y pupa) son acuáticas. Esto implica que estos insectos estén siempre vinculados al agua, ya sea salobre o dulce. Dependiendo de la especie pueden criar en una gran variedad de ambientes: contenedores creados por el ser humano (latas usadas de refrescos, regadoras, contenedores de todos los tamaños, bebedores de animales, palanganas…), fuentes, acequias, arrozales, pantanos, pozos, charcas, estanques, cloacas…

Los huevos de los Mosquitos son muy resistentes

Los Mosquitos no suelen criar en zonas de aguas abiertas o con mucha corriente. Dependiendo de la especie, la puesta de los huevos se realiza directamente en el agua o en zonas húmedas próximas a fuentes de agua. Los huevos son muy resistentes a la desecación, pueden incluso llegar a sobrevivir durante años desecados.

Las larvas de los Mosquitos son acuáticas

Las larvas, a pesar de ser acuáticas, respiran aire atmosférico accediendo a la superficie del agua. Esto les permite poder sobrevivir en zonas acuáticas con mucha polución y con una baja concentración de oxígeno, lo que les permite evitar depredadores y competidores. Se alimentan de algas, microorganismos acuáticos y detritos suspendidos en la columna de agua. El estadio larvario tiene una duración variable que depende tanto de la calidad y cantidad de alimento ingerido por las larvas como de la temperatura. En condiciones óptimas tardan unos 7-10 días en pupar. Después de mudar 3 veces, las larvas se convierten en pupas.

Las pupas se convierten en Mosquitos adultos en 2-7 días

Las pupas no se alimentan, y se convierten en mosquitos adultos en 2-3 días o una semana, dependiendo de la temperatura. Los mosquitos adultos se alimentan de líquidos azucarados como néctar, jugos de frutas o melaza. Solamente las hembras fecundadas se alimentan de la sangre de vertebrados. Éstas necesitan las proteínas que contiene la sangre de estos huéspedes para poder desarrollar sus huevos. Una sola hembra puede llegar a depositar centenares de huevos en cada ovoposición. La longevidad de las hembras de mosquito es de 1-2 semanas en climas tropicales y de unos 1-2 meses en países temperados.

 

Los mosquitos como portadores de enfermedades

Durante la picadura, los mosquitos pueden transmitir una gran variedad de enfermedades a sus huéspedes, desde virus a parásitos. De entre todas las enfermedades transmitidas por la picadura de mosquitos, la malaria es la que provoca mayor número de muertes a nivel mundial cada año. Solamente en 2013 se detectaron 198 millones de casos y 584.000 muertes por esta enfermedad generada por el parásito Plasmodium. La filariasis linfática, comúnmente conocida como elefantiasis, es la segunda enfermedad transmitida por mosquitos que más casos reporta anualmente y que también está causada por un parásito. Se estima que afecta cada año a 120 millones de personas.

Los mosquitos también pueden transmitir virus. El conjunto de virus transmitidos por artrópodos se denominan comúnmente como arbovirus. Los mosquitos pueden transmitir una gran cantidad de arbovirus a través de su picadura. Los síntomas que generan estas enfermedades suelen causar fiebre, fiebre hemorrágica, encefalitis y dolor articular. Las más comunes son el Dengue, el Chikungunya, la fiebre amarilla, el virus del Nilo, y últimamente también está siendo muy popular el virus Zika.

 

Enfermedades transmitidas por mosquitos en Europa

A pesar de que las enfermedades transmitidas por mosquitos suelen ser más comunes en los trópicos, debido al aumento del movimiento humano y a los cambios en el clima producidos en los últimos años, se está produciendo una exposición creciente de este tipo de enfermedades en Europa. En el año 2007 se detectó un brote de Chikungunya en Italia y en 2014 en Francia, y de Dengue en Portugal en los años 2012-2013 que afectó a más de 1000 personas.

 

El caso del virus Zika

Recientemente el virus Zika ha acaparado la atención de numerosos medios de comunicación por su progresiva expansión en países de Suramérica. Sin embargo, este virus lleva descubierto desde el año 1947, siendo el primer caso de infección en un humano en el año 1952.

Es una enfermedad que afecta principalmente a países asiáticos y africanos, aunque en 2007 se detectó el primer brote fuera de estos países, concretamente en las islas de Yap en la Micronesia. Procedente de esa epidemia en el área del Pacífico se produjo su introducción en Brasil en el año 2015, que rápidamente empezó a extenderse por varios países del norte de Suramérica hasta Méjico.

La transmisión se produce por la picadura de varias especies de mosquitos del género Aedes. También se ha demostrado que la transmisión de la enfermedad se puede generar por transfusión sanguínea, transmisión sexual y de mujeres embarazadas a fetos, generando en este último caso problemas neuronales como microcefalia en los bebés no natos.

El mosquito tigre (Aedes albopictus), una especie de mosquito invasor que se encuentra invadiendo varios países de la cuenca Mediterránea, incluida España, es un potencial vector de esta enfermedad en el área Europea. Las medidas de prevención para esta enfermedad son las mismas que para cualquier otra enfermedad transmitida por un mosquito y se basan en la prevención de la picadura y el control del mosquito en su área de acción. 

 

Artículos de Mosquitos relacionados

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.