Llámanos gratis: 900 828 001

Las Polillas pueden dañar tu ropa y alimentos

Las polillas son insectos del orden de los Lepidópteros, es decir, son mariposas. Existen muchos tipos de polillas, la mayoría son mariposas nocturnas que no generan ningún tipo de problema a las personas. Sin embargo, existen unas pocas especies que se comportan como plagas cuando se introducen en las casas.

¿Problemas de Polillas?

Tipos de Polillas problemáticas

Sólamente existen unas pocas especies de polillas que se comportan como plagas y las podemos diferenciar entre las polillas que dañan los tejidos y las polillas que atacan los alimentos almacenados. Del primer grupo, las especies más frecuentes son la polilla de la ropa (Tineola bisselliella) y la polilla de la ropa formadora de saco (Tinea pellionella). Del grupo de las polillas de los alimentos almacenados, la más común es la polilla de la fruta seca, también conocida como la polilla india de la harina (Plodia interpunctella).

 

Las polillas de la ropa (Tineola bisselliella)

Las polillas de la ropa son más pequeñas que las de la fruta seca (unos 7-8 mm de longitud con las alas dobladas) y al contrario que éstas últimas presentan una coloración uniforme en las alas. En el caso de la polilla de la ropa, sus principales características son una coloración café plateada en las alas con una franja de pelos largos en los márgenes y pelos rojizos en la parte superior de la cabeza.

Las polillas de la ropa formadora de saco (Tinea pellionella)

Las polillas de la ropa formadora de saco también presenta las alas con pelos largos en los márgenes, pero a diferencia de la polilla de la ropa, presenta tres puntos oscuros en las alas anteriores y los pelos de la cabeza no son rojizos. Además, las orugas de esta especie construyen un saco de seda alrededor de sí mismas que ocupan y nunca abandonan.

Las polillas de la fruta seca (Plodia interpunctella)

Las polillas de la fruta seca son más grandes que las polillas de la ropa (16-20 mm). Además, la coloración de las alas no es uniforme, sino que tienen una coloración bronceada en la parte anterior, mientras que la parte posterior es cobriza con bandas oscuras. También tiene pelos en los márgenes, pero no son tan largos como los de la polilla de la ropa.

 

Las Polillas se reproducen a gran velocidad

Tanto las polillas de la ropa como las polillas de la fruta seca tienen una gran capacidad reproductiva. Las hembras pueden poner huevos al poco tiempo de ser fecundadas. Las polillas de la ropa ponen unos 30-200 huevos que adhieren a superficies mediante una especie de gelatina pegajosa.

Las orugas de las polillas se alimentan de queratina

Las hembras ponen los huevos en ropa o tejidos que contengan queratina, que es la principal substancia de la que se alimentan las orugas. La queratina es una proteína presente en el pelo, uñas y piel de los mamíferos. Solamente unos pocos animales en todo el mundo son capaces de digerir esta proteína. Uno de ellos son las orugas de las polillas de la ropa.

Así pues, las orugas de las polillas de la ropa se pueden alimentar de cualquier elemento que contenga esta proteína, como por ejemplo: pieles, ropa hecha de tejidos naturales, colchas, alfombras, y en general cualquier producto hecho de lana o seda. Aunque de forma puntual también pueden alimentarse de fibras sintéticas, tejidos de origen vegetal como el lino o el algodón o papel.

La puesta de huevos no se realiza en cualquier tejido, sino que las hembras buscan tejidos especialmente sucios, con presencia de materia orgánica de la que la oruga también pueda nutrirse, y en especial, de ropa que contenga sudor u otros líquidos orgánicos como el sebo.

 

Las polillas de los alimentos almacenados, en cambio, ponen de 60 a 400 huevos en alimentos almacenados que encuentran atraídas por el olor. Su alimento preferido son los frutos secos y la fruta deshidratada, aunque también pueden poner los huevos en cereales o chocolate. En ambos casos, la fase realmente dañina de las polillas son las orugas, que son las que consumen los productos (tejidos o alimentos).

El ciclo vital de las Polillas

Los huevos eclosionan en poco tiempo (2-14 días), dando lugar a unas orugas casi microscópicas. Éstas irán creciendo a medida que se vayan alimentando. Las larvas de las polillas son blancas o de color crema con la cabeza redonda y de color marrón.

Cuando las orugas han alcanzado el tamaño necesario, forman un capullo de seda y pupan. En el caso de las polillas de la ropa esta fase suele durar 10-50 días, mientras que en las polillas de la fruta seca es más largo, de 2 a 41 semanas en función de la temperatura.

En condiciones idóneas de temperatura y humedad (unos 24ºC y 70% humedad), el ciclo entero de las polillas dura un mes, aunque dependiendo de estos factores se puede alargar varios meses y hasta 2 años.

Del capullo emergen las mariposas o polillas adultas, que solamente centran su actividad en reproducirse. Los machos mueren tras la cópula y las hembras tras la puesta de huevos.

 

Cómo detectar la presencia de Polillas en casa

Las polillas de la ropa, al contrario que la mayoría de polillas, no se sienten atraídas por la luz, sino que buscan lugares oscuros donde ocultarse. La presencia de polillas adultas en el interior de los armarios o cajones donde se guarda la ropa es un signo seguro de infección. Además, estas polillas se caracterizan porque vuelan muy poco, algunos individuos nunca vuelan, sino que se desplazan a saltos o corriendo. Además, la ropa presentará síntomas de daños, con surcos en la superficie, o en infestaciones fuertes, con agujeros visibles.

En el caso de las polillas de la fruta seca, los alimentos que las orugas estén atacando presentaran manojos de tela en su interior, y cuando éstas alcancen tamaños mayores, se podrán ver fácilmente dentro de los elementos donde esté almacenado el alimento. Los adultos suelen salir volando en zigzag de los armarios o cajones donde se almacena el alimento. Además, cuando las orugas están a punto de pupar, se mueven distancias considerables para hacer la pupa. En cocinas, por ejemplo, se las suele ver circulando por las paredes o los techos. 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.