Llámanos gratis: 900 828 001

Picaduras de Pulgas

Las Picaduras de Pulgas son muy molestas

Las Pulgas son insectos parásitos que se alimentan de la sangre de aves y mamíferos. No obstante, estos insectos también pueden alimentarse de sangre humana cuando no tienen otra fuente de alimento.

¿Problemas de Pulgas?

Las Picaduras de Pulgas son complejas

Tienen un aparato bucal de tipo picador-chupador que se compone de un par de palpos labiales y tres estiletes. Los palpos labiales son dos apéndices situados a cada lado de los estiletes, encargados de localizar el lugar adecuado para la picadura. Los estiletes están formados por dos estructuras en forma de navaja conocidas como lacinias maxilares, que se sitúan a lado y lado del estilete central o epifaringe, que es similar a una aguja.

 

Las Pulgas inyectan anticoagulantes en sus picaduras

Cuando una pulga realiza la picadura, las lacinias penetran en la piel y guían a la epifaringe en su camino hacia el capilar sanguíneo. Entonces se crean dos canales: el canal salivar y el canal alimentario. Mientras el primero inyecta una substancia rica en antiplaquetas y anticoagulantes (y en ocasiones también alérgenos y patógenos), el segundo absorbe la sangre del capilar.

 

La Pulga del Gato es la que más pica a humanos

La pulga que con más frecuencia ataca a los seres humanos en España es la pulga del gato (Ctenocephalides felis), aunque también puede hacerlo la pulga del perro (Ctenocephalides canis) y la pulga humana (Pulex irritans). La pulga del gato se alimenta principalmente de sangre de perros y gatos, aunque también puede alimentarse de sangre humana si se da la ocasión. Esta especie suele alimentarse durante 20-150 minutos en una sola picadura, llegando a aumentar entre 10 y 20 veces el volumen de su propio estómago.

 

Las Picaduras de Pulgas en humanos suelen localizarse en las piernas

Las picaduras de pulgas en humanos suelen localizarse sobre todo en pies, tobillos y piernas en grupos de 3 o 4 picaduras. Producen una hinchazón roja más pequeña que la ocasionada por un mosquito, con un halo rojo alrededor del centro. Las ronchas tienden a aumentar con el tiempo y producen un intenso picor, mucho más fuerte que el de las picaduras de mosquito.

 

El agua y el jabón sirven para aliviar el picor de las Picaduras de Pulgas

Una forma de aliviar el picor ocasionado por las picaduras de pulga es lavar la zona con agua y jabón y cubrir con algo frío, ya que el frío alivia el picor y reduce la inflamación. Debe evitar rascarse, ya que se podrían provocar heridas que se infecten. Las lociones o pomadas para las picaduras de insectos también son un buen remedio para el picor. Las picaduras de pulgas en humanos, como en el caso de las mascotas, también pueden ocasionar reacciones alérgicas en personas sensibles a los alérgenos inyectados por la pulga durante la picadura. En ese caso, las ronchas se pueden volver más grandes, presentar líquido, supurar e incluso presentar pus, en cuyo caso es recomendable ir al médico.

 

Las picaduras de pulgas también pueden transmitir enfermedades en humanos

Un ejemplo seria la peste negra. Esta enfermedad, que causó la muerte de un 30%-60% de la población humana durante la edad media en Europa, sigue registrando casos en la actualidad, principalmente en zonas del tercer mundo, pero también en EEUU. La enfermedad está causada por una bacteria (Yersinia pestis) que infecta a roedores, principalmente ratas, aunque en EEUU parece que la transmisión la realizan las ardillas listadas (Tamias minimus). Éstos roedores transmiten la enfermedad a las pulgas, que a su vez la pasan a las personas cuando pican. Por suerte, hoy en día hay cura para esta enfermedad y la mayoría de personas infectadas pueden recuperarse.

Otro ejemplo de enfermedad transmitida por pulgas a los seres humanos es el tifus murino, que también lo causa una bacteria (Rickettsia typhi). Esta enfermedad se desarrolla principalmente en regiones tropicales o subtropicales y se transmite a través de la pulga de la rata (Xenopsylla cheopis) o más raramente a través de la pulga del gato (Ctenocephalides felis).

La tungiasis es otra enfermedad provocada en humanos causada por la pulga de la especie Tunga penetrans. Esta especie de pulga de apenas un milímetro de longitud se caracteriza por infectar principalmente cerdos y perros, y en ocasiones, también humanos. Es la única especie de pulga que puede vivir en el cuerpo de un humano, introduciéndose en el interior de la piel de los pies y piernas, así como bajo las uñas de los pies, provocando irritación, inflamación, úlceras y mucho dolor. Solamente se encuentra en regiones tropicales de América, África y Asia, y se contrae principalmente al andar descalzo o con sandalias por suelos mojados y sucios. 

 

Artículos de Pulgas relacionados

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.