Llámanos gratis: 900 828 001

Ratas

Las Ratas son un problema muy común

Las ratas prosperan donde hay gente, pero es importante mantenerlos alejados de los ambientes interiores. En el interior son una amenaza para nuestra salud y pueden causar mucho daño tanto a los alimentos y elementos como cables eléctricos y material aislante.

La biología reproductiva de las Ratas

Los roedores son mamíferos vivíparos, es decir, las crías se desarrollan en el interior de la madre durante unos 19-22 días y cuando se completa el desarrollo salen al exterior mediante el parto. Las crías de roedores nacen sin pelo y con los ojos y los oídos cerrados. Durante las primeras semanas se alimentan de leche materna y en 2-4 semanas en función de la especie se produce el destete. Las hembras suelen dar a luz unas 4-12 crías en cada parto, unas 20-35 crías durante toda su vida, que suele ser de aproximadamente un año. Las crías maduran sexualmente a los 2-3 meses.

Comportamiento y actividad

Los roedores son animales territoriales que viven en colonias. Cada colonia tiene un macho dominante, una o más hembras, varios machos subordinados y las crías de camadas recientes. En este contexto, se produce una lucha constante entre los machos jóvenes y los machos dominantes por la posesión del territorio.

Los roedores tienen una actividad principalmente nocturna. En el caso de las ratas y a diferencia de otros roedores, crean madrigueras. En el caso de la rata común o de alcantarilla la madriguera es subterránea, y a medida que va creciendo la población se expande y se conecta a otros escondites creando una compleja red de túneles subterráneos. En el caso de la rata negra o de tejado las madrigueras suelen ubicarse en árboles, vigas del techo, áticos o huecos de los techos o de las paredes, y raramente son subterráneos.

Las Ratas y su alimentación

La alimentación de las ratas y otros roedores es básicamente omnívora, aunque suelen haber preferencias en función de la especie. Así, los ratones tienen preferencia por los granos de cereal, la rata común por la carne y la rata negra por la fruta, la verdura, los cereales y las nueces.

A las Ratas les gusta roer

Con su inagotable capacidad para roer, ratas y otros roedores pueden echar a perder gran cantidad de alimentos y elementos constructivos del edificio (cableado eléctrico, marcos de puertas, estructuras de madera, etc.). Para evitarlo, es importante impedir la entrada de las ratas al interior de los edificios, bloqueando las entradas y sellando las grietas, por pequeñas que sean.

Descubre nuestros consejos para evitar la entrada de roedores en tu propiedad.

Las Ratas son animales muy ágiles

Las roedores pueden pasar a través de oberturas muy estrechas. Así, un ratón puede pasar a través de un agujero de 6-7 mm (el diámetro de un bolígrafo) y una rata lo hace a través de un agujero de 20 mm. Además, son buenas nadadoras y buenas escaladoras, pudiendo subir y bajar por bajantes verticales.

 

Las Ratas son un riesgo para la salud

 

La actividad roedora de estos animales puede causar graves daños estructurales y eléctricos en los edificios afectados. Además, pueden constituir un vector de transmisión de enfermedades a los humanos como la rabia, el cólera, la peste, la hepatitis o la salmonelosis.

El contagio de enfermedades se puede producir por contacto directo a través de una mordedura o de forma indirecta por la ingesta de alimento o agua contaminada que haya estado en contacto directo con los roedores o sus excrementos.

Descubre el sistema más avanzado del mercado contra los roedores: Anticimex SMART

 

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.