Llámanos gratis: 900 828 001

Mitos y Curiosidades

¿Atrae el queso a ratas y ratones?

¿Qué hay de cierto en la creencia general de que los ratones y las ratas se vuelven locos por el queso? ¿Es realmente este alimento lácteo la atracción fatal de estos roedores comensales?

A las ratas y ratones (roedores) no les atrae el queso

Desde niños nos inculcan una y otra vez la típica imagen del ratón buscando las mil y una maneras de poder hacerse con una buena pieza de queso. Difícilmente podemos olvidar al revoltoso ratoncillo Jerry, siempre perseguido por el incansable Tom, o para los más jóvenes, al entrañable Rémy de la película Ratatouille, sorteando cualquier obstáculo para poder hincarle el diente a un pedacito de queso.

Sin embargo, la realidad dista bastante de la imagen a la que nos tienen acostumbrados los dibujos animados. Tanto las ratas como los ratones son básicamente omnívoros, lo que quiere decir que no le hacen ascos a ningún tipo de alimento.

A pesar de ello, tienen sus preferencias, y prefieren seguir una dieta basada en carbohidratos. El queso es un producto muy rico en grasas, y paradójicamente, no es el alimento que más atrae a estos roedores, de hecho, solamente se lo comerán si están hambrientos.

 

¿Entonces, si el queso no atrae a las ratas y a los ratones, qué les podemos ofrecer para poder capturarlos?

La respuesta es sencilla: lo que más atrae a las ratas y a los ratones son los alimentos que llevan comiendo desde que aparecieron en la Tierra hace unos 66 millones de años, es decir, cereales, frutos secos y fruta. También se sienten fuertemente atraídos por los alimentos dulces, como por ejemplo el chocolate o la crema de cacahuete. Parece ser que tampoco a las ratas y a los ratones les amarga un dulce.   

 

Publicado: 17-01-2016

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.