Llámanos gratis: 900 828 001

¿Cuáles son las especies de Termitas más frecuentes en España?

La historia de la Tierra está marcada, en gran parte, por los seres que la han habitado o la habitan; algunos los hemos llegado a conocer, pero otros, los hemos perdido, se han extinguido.

Solicita una inspección de termitas gratuita

En lo que se refiere a Termitas, podríamos prescribir un total de 3106 especies, de las cuales, 2933 especies aún continúan con nosotros.

En las ciudades urbanas, las termitas gozan de muy mala fama debido a que se instalan cerca de nuestras viviendas o lugares de trabajo, no habiendo sido invitados y generándonos grandes pérdidas económicas o problemas de salud.

 

¿Son realmente tan indeseables?

Para nada. Estos insectos son beneficiosos para el Medio Ambiente, sirviendo como uno de los ejes centrales del reciclaje de nutrientes de los ecosistemas. Básicamente, su función la desarrollan mediante la ingesta de la madera muerta que se puede encontrar en los prados, los bosques o las selvas.

No obstante, hay un pequeño matiz: existe alrededor de 371 especies que son dañinas para el ser humano, dado que su único alimento es, exclusivamente, la madera que utilizamos para realizar nuestras construcciones o muebles, y, de esas, 104 especies (el 3.4% del total de especies de termitas que existen), son las generadoras de Plagas que realmente afectan directamente al ser humano.

 

Los diferentes tipos de Termitas

Actualmente, en la Península Ibérica, podríamos hablar de unas cuatro especies distintas de estas dañinas Termitas. Dos de ellas forman parte de la familia de las Termitas subterráneas (Reticulitermes banyulensis y Reticulitermes grassei) y las otras dos a la familia de las Termitas de la madera seca (Kalotermes flavicollis y Cryptotermes brevis).

 

Las Termitas subterráneas

Las Termitas subterráneas son las que más daños pueden causarnos debido, en parte, a su alta presencia en suelos urbanos. El Termitero de esta especie está formada por miles de individuos
y suelen construirse cerca de sus fuentes de alimento.

Este tipo de Termita tiene presencia en toda la Península Ibérica, sobre todo, por zonas como el Litoral Mediterráneo, desde el sur de Francia hasta Valencia. En particular, la Raeticulitermes grassei es una especie autóctona de Andalucía pero que se ha ido extendiendo hasta llegar al sur de Francia.

 

Las Termitas de la madera seca

Estas Termitas pueden crear un termitero a partir de madera que contenga, únicamente, un 10% de humedad; por ejemplo, la de los marcos de las puertas, de los armarios o de las ventanas. Aunque forman colonias más pequeñas que las subterráneas y son originarias de Canarias, coinciden en parte del territorio que ocupan, ya que también se encuentran en regiones de la costa mediterránea, además de ciudades con bastante población, como Madrid.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".