Llámanos gratis: 900 828 001

Principales castas de termitas

Por lo general, las termitas son insectos muy pequeños que tienen un tamaño promedio de unos dos centímetros de largo (como mucho).

Su cuerpo está dispuesto de diferentes partes:

  • Extremidades: en total, cuenta con seis patas.
  • Cabeza: está formada por un par de antenas y ojos, y tiene una mandíbula bastante sofisticada.
  • Tórax: se divide en tres partes y, en las dos últimas, se encuentran cuatro alas.
  • Abdomen: presentan divisiones de diez metámeros y hacia el final, encontramos pequeños cercos.

 

Las castas de termitas

Las termitas mantienen un estilo de vida en comunidad, por lo que la especialización del trabajo y el respeto del mismo es imprescindible para un correcto progreso; de hecho, su sistema es bastante parecido al de las abejas y las hormigas. Para conseguir el éxito comunitario, las especies de termitas se dividen en tres castas: las reproductoras o reinas (ninfas, termitas aladas), los soldados y las obreras.

La reina (ninfas y aladas): es la figura más importante dentro del termitero y su tamaño puede oscilar entre los 1,3 cm a los 1,6 cm; la principal diferencia para con el resto es su color es que comparten cierto color obscuro con los machos. La termita reina es responsable de mantener y aumentar la población de la colonia.

Los soldados: son ejemplares que, anatómicamente, sobresalen del resto porque su cabeza es de forma rectangular y sus alas son más grandes que su propio cuerpo. Durante la época en la que las Termitas realizan su vuelo nupcial, los soldados bailan y pierden sus alas. La principal labor de esta casta es defender su grupo que, normalmente, suele ser mediante un ataque directo donde lanzan al enemigo un líquido pegajoso que actúa como defensa. Uno de los principales enemigos de las Termitas son las hormigas.

Las obreras: esta casta es la más servicial para con el resto del grupo y la más grande en número de integrantes. Son las encargadas de buscar alimento para todo el grupo, independientemente a la casta que pertenezca el resto para, así, agrandar el grupo; además, también se ocupan de la construcción de nuevos lugares para el grupo y siempre satisfacen las necesidades de los reyes.

 

Y las castas, en términos de colonia…

A todas las castas de termitas les gusta alimentarse de madera o de cualquier objeto que contenga celulosa.  Sus lugares de residencia pueden variar según cada subespecie de ellas, ya que algunos termiteros pueden estar subterráneamente; pero, generalmente, obedecen requisitos más bien climatológicos, como que sean lugares cálidos y, en ocasiones, también deben ser lugares húmedos.

Aproximadamente, las colonias están formadas por unos cien mil ejemplares, por lo que, en términos mundiales, se estima que podrían existir alrededor de varios millones de especies de termitas. En una sola colonia, por ejemplo, puede haber unas setenta mil termitas con alas, lo que significa que están capacitadas para formar otras colonias propias.

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.