Llámanos gratis: 900 828 001

¿Las termitas y la carcoma son lo mismo?

Un error frecuente es confundir las termitas con la carcoma. Sin embargo, a pesar de que ambas plagas son famosas por destruir elementos de madera, no son lo mismo.

Diferencias entre Termitas y Carcoma

Las termitas son insectos sociales que se organizan en colonias que pueden llegar a abarcar millones de individuos, mientras que la carcoma son larvas de escarabajos solitarios que se alimentan de la madera para crecer antes de convertirse en un escarabajo adulto. Tanto un insecto como el otro suelen pasar desapercibidos mientras destruyen la madera de la que se alimentan, ya que no suelen salir al exterior.

Afortunadamente, existen algunas diferencias en su comportamiento que pueden ayudar a distinguir entre las dos plagas. Las termitas que habitualmente infectan una vivienda suelen ser termitas subterráneas. Este tipo de termitas construyen túneles de barro desde el termitero, situado en el suelo, hasta la madera que están atacando.

Sin embargo, la carcoma jamás construye túneles de barro. Otro tipo de termitas que se puede encontrar en las casas son las termitas de la madera seca. Este tipo de termitas no construye túneles de barro debido a que sitúan el termitero en la misma estructura de la que se alimentan. De este modo, se ahorran tener que construir túneles de barro desde el termitero hasta la madera.

En este caso, se pueden diferenciar de la carcoma porque este tipo de termitas abren agujeros en la madera para lanzar al exterior los excrementos. Esto conlleva que en las cercanías de la madera afectada se puedan observar las heces de las termitas, lo que no sucederá nunca en un ataque por carcoma. La característica principal de la carcoma es la presencia de serrín en el suelo o en los orificios que dejan en la madera afectada. Las termitas jamás generan serrín al alimentarse de la madera, por lo que es una clara diferencia entre una infección y otra.

 

Nuestras Cookies son utilizadas para mejorar la experiéncia del usuario.