Llámanos gratis: 900 828 001

¿Tienen las termitas actividad durante todo el año?

Los insectos son animales ectotérmicos, es decir, su temperatura corporal depende de la temperatura ambiental. En consecuencia, la temperatura es un factor determinante en su ritmo de actividad.

Solicita una inspección de termitas gratuita

La temperatura es un factor que afecta la actividad de las termitas

Cuando la temperatura disminuye, por ejemplo en invierno, la temperatura corporal de los insectos también disminuye, lo que provoca una ralentización de su actividad metabólica. Dicha ralentización afecta directamente a la actividad de los individuos, haciendo que sus movimientos sean más lentos y torpes.

En algunas ocasiones, los insectos sometidos a temperaturas muy por debajo de su temperatura óptima de supervivencia interrumpen completamente su actividad y entran en un estado conocido como quiescencia. En este estado, los individuos reducen su consumo de oxígeno, se vuelven inactivos y frenan su desarrollo y reproducción. De este modo, aumentan su capacidad para no sucumbir a las bajas temperaturas.

Las termitas son individuos ectotérmicos

Las termitas, como buenos insectos, son por tanto individuos ectotérmicos, de modo que la temperatura afecta a su ritmo de actividad. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de insectos, las termitas se mantienen activas durante todo el año y jamás entran en estado de quiescencia.

A pesar de ello, las variaciones en la temperatura y humedad ambiental provocadas principalmente por los cambios de estación en los climas temperados, generan un fuerte efecto en su actividad. Así, cuando la temperatura disminuye, la actividad de las termitas se ralentiza. También se puede llegar a frenar el desarrollo de las fases juveniles, la puesta de huevos de las reinas, y en ocasiones, y de forma puntual, la actividad de forrajeo de las obreras.

Debido a que el interior de los edificios suele tener unas condiciones óptimas de temperatura y humedad (gracias en gran parte a los sistemas de climatización), las termitas que afectan estos edificios se mantienen activas durante todo el año. Esto implica que los muebles y demás elementos susceptibles de ser infectados por termitas en un edificio estén permanentemente en peligro de ser atacados.

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".