Llámanos gratis: 900 828 001

Ventajas de un tratamiento de inyección

Los tratamientos de inyección contra termitas consisten en la aplicación de insecticidas en cualquier elemento estructural afectado por dichos insectos, ya sean paredes, suelos o elementos de madera.

Solicita una inspección de termitas gratuita

El principal problema a la hora de eliminar termitas es que se organizan en colonias de cientos o miles de individuos. Estas colonias se pueden situar o bien bajo tierra en el caso de las termitas subterráneas, o en termiteros ubicados en las mismas estructuras de madera que están atacando en el caso de las termitas de la madera seca o húmeda.

Para eliminarlas, es necesario que el insecticida que se esté utilizando llegue no sólo a las obreras, sino también al resto de la colonia (rey y reina, soldados y juveniles). En los tratamientos de inyección, el insecticida se aplica a presión, de modo que éste puede penetrar en profundidad en las estructuras donde se aplique. En el caso de tratar estructuras de madera infectadas por termitas (vigas, pilares, marcos de puertas…), el tratamiento de inyección tiene la ventaja de poder impregnar la pieza afectada en su totalidad, ya que el producto inyectado puede distribuirse en su interior tanto a través de los propios conductos de la madera (vasos y radios) como a través de los túneles construidos por las termitas.

En el momento en que el producto entra en contacto con las termitas, éstas mueren. Además de eliminar las termitas con las que el insecticida inyectado entra en contacto, este tratamiento también tiene la ventaja de prevenir posteriores ataques, ya que su poder insecticida permanece durante un tiempo.

Este tratamiento también se puede aplicar con la finalidad de crear una barrera química que proteja temporalmente los elementos ubicados en el interior del perímetro tratado. Para ello, se realizan perforaciones cada 20 cm alrededor de la zona a tratar o proteger (en el suelo o paredes). Posteriormente, se crea una barrera alrededor de la zona a proteger mediante la inyección de insecticida en cada perforación.

La ventaja en este caso es doble, ya que por una parte se consigue eliminar todas las termitas que entran en contacto con el insecticida y que se encuentran alrededor del edificio, y por otra se protege temporalmente al edificio de nuevos ataques.

No obstante, hemos de tener en cuenta que los tratamientos de inyección también tienen desventajas. Entre el 90% – 95% de infestaciones de termitas en España son producidas por termitas subterráneas y este tratamiento no es capaz de eliminar la colonia de termitas, ya que estas se encuentran bajo tierra y muy difícilmente este tipo de tratamientos llega a estar en contacto con el termitero.

Por esta razón, los tratamientos de inyección son cada vez menos utilizados en la actualidad en España, siendo los tratamientos de cebos los más demandados por su habilidad de llegar al origen del problema, la colonia de termitas subterráneas, y eliminarla por completo.

 

 

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".