Llámanos gratis: 900 828 001

¿Qué comen los roedores?

La presencia de plagas formadas por roedores en bares y restaurantes supone un gran inconveniente para la imagen y la buena reputación de estos, más por el riesgo que implica en la salud de todas aquellas personas que únicamente quieren disfrutar de una velada apacible en dichos establecimientos. Una intromisión, para nada bienvenida, que conlleva otros problemas cuanto a estructuras y calidad de servicio se refiere.

¡Calcula tu precio de Control de Plagas en 1 minuto!


Calcular Precio

Las ratas y ratones son la plaga más común cuando hablamos de la presencia de este tipo de seres en restaurantes y bares. Algo que se sostiene por la facilidad con la que hallan, en estos establecimientos, todo lo que necesitan para sobrevivir: cobijo y fuentes de alimentación. 

Hábitos de alimentación

Tanto ratas como ratones siguen una dieta omnívora, lo que significa que se alimentan de cualquier cosa, si bien, ciertamente, existen preferencias en cada especie entre los alimentos que toman.

Hablando de qué comen las ratas, por ejemplo, la rata gris es una gran fanática de la carne, mientras que la rata negra siente predilección por fruta, nueces, granos y vegetales. Eso sí, ninguna de las dos puede sobrevivir durante mucho tiempo sin agua, por ello es frecuente hallar pistas de su presencia junto a lavaderos, fregaderos o lavabos.

Esto no sucede con los ratones. Sus particularidades propias les permiten sobrevivir mucho más tiempo sin tener acceso a agua. Y en cuanto a lo que comen, ¿de qué se alimentan los ratones? Pues, prefieren cereales, sustancias azucaradas, fruta, leche y queso. Además, estas plagas en bares y restaurantes, no acaban con toda la comida de una sentada. Cuando encuentran una fuente de alimentación, realmente, el ratón toma un poco cantidad de comida y sigue en su búsqueda de nuevas fuentes de alimento.

Los roedores transmiten enfermedades al alimentarse

Cualquier agente externo que conforme una plaga en restaurantes y/o bares es una amenaza para la seguridad alimentaria. Los roedores, concretamente, forman parte de ello, junto con las cucarachas y los insectos voladores, principalmente.

Las leyes actuales obligan a cualquier establecimiento del sector a contratar los servicios de una empresa de control de plagas especializada que se encargue de acabar con el peligro que entrañan estos individuos, tras una correcta detección de plagas.

No llevar a cabo esta tarea de prevención y gestión incurre en una tentativa que amenaza seriamente la salubridad de todas las personas que hagan uso del espacio. Las ratas y ratones, en su nocturna actividad de salir a la caza de comida (aunque no se niegan a salir de día si ésta escasea), se mueven por todo tipo de superficies tras haber restado ocultas en lugares insalubres y antihigiénicos. En esos paseos, lógicamente, todo lo que tocan con su cuerpo, patas o cola, puede verse contaminado por los patógenos que se adhieren a ellos. Por no hablar de los microorganismos que pueden transmitir a través de sus excrementos. Salmonelosis, peste, tifus, listerosis, E.coli… son algunas de las enfermedades que pueden causar las plagas de roedores si no tomamos las medidas oportunas contra su erradicación.

Reducir los problemas con una buena prevención

Los hábitos de alimentación de los roedores comportan problemas importantes, como hemos visto, que afectan pilares tan vitales como el bienestar de nuestros clientes. Su presencia, por tanto, en bares y restaurantes debe eliminarse para eliminar la amenaza que supone para el propio negocio y sus clientes.

Las tentaciones que pueden llegar a satisfacer estas plagas en restaurantes y bares, hacen fácil pensar en su aparición. Y, aunque su presencia se ha podido relacionar con la falta de higiene o el desorden, la verdad es que ni el restaurante más limpio se libra de ellas cuando hallan la forma de penetrar en el interior.

Hacer todo lo posible para la detección y, sobre todo, prevención de estas plagas, dificultando su acceso a las fuentes que satisfacen sus necesidades, debe ser la prioridad si queremos proteger nuestras instalaciones. No incurrir en los riesgos y peligros que ratas y ratones pueden crear en nuestro establecimiento puede evitarse si, ante la mínima sospecha de su presencia, actuamos diligentemente y frenamos su posible asentamiento. Sólo una empresa dedicada al control de plagas y especializada en la eliminación de roedores en bares y restaurantes, como Anticimex, con la aplicación de nuestros innovadores sistemas y tratamientos (Anticimex SMART), puede conseguirlo. De otro modo, tratar de solventar la situación por nosotros mismos puede complicar, aún más, la problemática.  

"¿Problemas con las plagas? Podemos darte una solución rápida y profesional"

Omayra Orejuela, Técnico de Control de Plagas

Publicado: 07-02-2018

Estudio-plagas-bares-restaurantes.jpg

Estudio sobre las plagas de insectos voladores que afectan al sector hostelero y sus medidas preventivas

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".