Llámanos gratis: 900 828 001

Qué daños pueden causar las plagas de roedores a tu restaurante

Las plagas en bares y restaurantes de roedores suponen múltiples peligros para la integridad de estos establecimientos. La actividad de estas criaturas comporta graves perjuicios, especialmente, para la salud y en las infraestructuras de estos. Trabajar por su pronta detección y prevención, de manera que atajemos la amenaza a tiempo, antes ratas y ratones causen mayores estragos; es fundamental.

¡Calcula tu precio de Control de Plagas en 1 minuto!


Calcular Precio

Daños estructurales

Uno de los riesgos que entraña convivir con colonias de roedores en nuestro establecimiento hostelero es el grado de destrucción que pueden ocasionar en infraestructuras. En su afán por roer, ratas y ratones pueden comprometer la estabilidad de muchos elementos estructurales. El mordisqueo constante de cables, cañerías, paredes, vigas… no sólo supone tener que invertir ciertas cantidades de dinero en su reposición (algunas de ellas millonarias), sino que es motivo de mayores contratiempos -y peligros- como causar inundaciones, incendios o un mal funcionamiento del equipamiento del negocio.

Un riesgo para la salud

Peor panorama supone cuando estas plagas, en restaurantes y bares, inciden directamente en la salud. La actividad alimentaria de los roedores, la plaga más común, pone en riesgo un pilar tan fundamental como es el bienestar de las personas, y eso es algo que no podemos permitir.

Cuando deciden salir a por comida, mayormente durante la noche, aunque si ésta escasea, pueden salir a cualquier hora del día; los roedores se mueven por toda superficie sin importar la salubridad e higiene de éstas. Todo lo que se interpone en su camino y con todo lo que se rozan su cuerpo, patas o cola, queda contaminado por los patógenos y bacterias que llevan consigo. Asimismo, no podemos obviar los microorganismos que pueden transmitirse a través de sus excrementos.

Salmonelosis, peste, tifus, listerosis, E.coli… son sólo algunas de las enfermedades que pueden causar las plagas de roedores en su particular actividad tras causar daños en los alimentos y en los utensilios que usamos para tratarlos.

Garantizar la seguridad alimentaria

Cada año se producen más de 8.000 intoxicaciones alimentarias en nuestro país, la mayoría en bares y restaurantes, debido a la mala gestión del control de plagas en la que incurren los responsables de estos establecimientos. La peor parte, como decíamos, se cierne sobre la contaminación alimentaria, y es que ante el riego para la salud que supone, conviene evitar que esto suceda. Por responsabilidad y porque, en igual medida, un simple caso de contagio de cualquier enfermedad, debida a la existencia de plagas en nuestro bar o restaurante; repercutirá de forma fatal en aspectos como la imagen de éste: pérdidas económicas, mala reputación, cierre del negocio…

Los roedores son una de las plagas en restaurantes y bares más frecuentes y más peligrosas para garantizar la seguridad alimentaria. Frenar su asentamiento y acabar con la problemática de raíz, depende de nuestro compromiso para con nuestros clientes y de contar con la experiencia de una empresa especializada, que tome las medidas y procedimientos adecuados para erradicarlos.

"¿Problemas con las plagas? Podemos darte una solución rápida y profesional"

Omayra Orejuela, Técnico de Control de Plagas

Publicado: 07-02-2018

Estudio-plagas-bares-restaurantes.jpg

Estudio sobre las plagas de insectos voladores que afectan al sector hostelero y sus medidas preventivas

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies".